El Gobierno rechaza vetar las ligas de videojuegos en las aulas

29/08/2018

Clavijo defiende la competición en la que participarán 20 centros y critica la propuesta de otros partidos de prohibir en la ley educativa estos torneos. «Es una actividad voluntaria y extraescolar», dice.

T.A. / EFE Las Palmas de Gran Canaria/S.C. Tenerife

El Gobierno canario no dará marcha atrás en el proyecto de la liga escolar de videojuegos y rechaza la intención de partidos como PP y PSC de modificar la ley canaria de educación para cerrar los centros públicos a las competiciones de los llamados eSports. El presidente del Ejecutivo regional, Fernando Clavijo, y el del Cabildo tinerfeño, Carlos Alonso, dos de los principales impulsores políticos de este tipo de competiciones en las islas, apoyaron la liga escolar que arranca en octubre y rechazaron vetar las competiciones en los centros. «Es una actividad voluntaria extraescolar», como el baloncesto, el fútbol, la lucha canaria o el voleibol, dijo Clavijo, según informó Efe. Sobre los eSports, el presidente del Gobierno afirmó que no se puede «negar la realidad».

La de los videojuegos es la única liga escolar que la Consejería de Educación promueve y financia con dinero público. El proyecto en el que se enmarca el torneo tiene un presupuesto de 211.000 euros, de los que más de la mitad, 130.000, se destinan a que los 20 centros participantes compren potentes ordenadores para competir en línea. La liga en sí misma está organizada por los clubes deportivos UD Las Palmas y el CD Tenerife, de quienes partió la iniciativa con el apoyo del Gobierno. «La comunidad educativa de cada centro» es la que ha decidido si participa o no en el torneo, añadió Clavijo, quien considera incongruente la posición del PP de Canarias, dado el apoyo que da la Comunidad de Madrid a los videojuegos.

Por su parte, la responsable del área de innovación de la Consejería de Educación, Teresa Acosta, incidió ayer en que este proyecto se enmarca en «la estrategia» del Gobierno de impulsar los eSports pero destacó la importancia de todas las acciones formativas que acompañan la competición. «Cuando los clubes deportivos nos lo plantearon lo vimos como una oportunidad para acompañar y formar a los estudiantes y a sus familias en una realidad que está en la calle y a la que se no se le puede dar la espalda, porque competiciones habrá sí o sí fuera de los centros, nosotros no estamos fomentando nada», destacó. La también directora de la Agencia Canaria de Evaluación Educativa pidió que se valore el proyecto, que incluye talleres para formar en un uso responsable de los videojuegos.