Insectos: un producto gourmet

20/08/2018

Novelty Gourmet ostenta desde su constitución en agosto el título de primera empresa española en distribuir insectos en el sector alimentario con una variedad de sabores que no pierden el toque canario.

Una marca canaria, compuesta por canarios y que sabe a Canarias. Novelty Gourmet, con apenas un mes de vida, se posiciona como pionera en la distribución de insectos como producto de consumo. Una de las alternativas que está generando más expectación en el sector agroalimentario europeo después de la entrada en vigor, en enero de este año, de la normativa que agiliza el control y la comercialización de productos poco comunes en Europa. «Aquí, hemos estado varios meses luchando junto a Sanidad, que se ha mostrado muy colaborativa– además de otras administraciones, y aún nos queda mucho camino, pero hemos conseguido que aprueben al menos la distribución», cuenta Alberto García, uno de los socios de esta iniciativa.

La idea surgió después de varios años viviendo en Tailandia, donde el consumo de insectos está normalizado y había comprobado de primera mano las ventajas nutricionales que contenían. «Son el futuro sí o sí porque la industria cárnica no es sostenible», añade Pedro Rivero, colaborador de la marca.

Precisamente, la FAO recomienda desde 2013 la incorporación de insectos en nuestra dieta por su alto contenido en proteína, vitaminas y minerales, fibra y aminoácidos esenciales. Pocos meses atrás, Carrefour se sumaba a la ola poniendo a la venta cajitas con insectos comestibles. Ahora, Novelty Gourmet toma la iniciativa en terreno nacional con ganas de seguir creciendo. «Hemos visto que tiene salida, y en lo poco que llevamos hemos tenido una buena acogida», explica Mirna Ortega, otra de las socias. «Empezamos en Canarias, Madrid, País Vasco, Asturias y Navarra, pero la idea es seguir ampliando por Andalucía y la Costa Mediterránea».

Insectos: un producto gourmet
Una cuestión cultural

El principal desafío al que se enfrentan, afirman, es el de concienciar. «Estamos más acostumbrados a comer insectos que pan», asegura Rivero. «Si lo piensas, los molinos no llegaron hasta hace unos 5.000 años, así que seguramente era más fácil alimentarse de lo que encontrábamos en el suelo que ir a la caza de un animal que podría matarnos» sostiene, indicando que en otras civilizaciones asiáticas o sudamericanas aún las incorporan en su dieta. «Los caracoles o las huevas de pescado no son tan distintos y están aceptados». La cuestión viene, más bien, en el hecho de que los insectos no se pueden «hacer filete», como una vaca, y al ver al animal entero aún «da repelús». Sin embargo, García afirma que la primera reacción de quienes se animan a probarlo siempre es un «pues está muy bueno».

La apuesta, además, viene acompañada de la intención de contribuir a la sostenibilidad del medio ambiente. Por ello cuentan con productos ecológicos que proceden de países europeos, donde la producción de estos insectos está reglada. «Hay un círculo biológico que se cierra, porque el que produce los insectos coge el alimento para ellos de los agricultores, y a su vez se les devuelve el excremento, que es un fertilizante estupendo», apunta Ortega. Además, la crianza vertical optimiza el uso del suelo en contraste con la ganadería convencional por lo que, unido al ahorro en materia de agua y gases, el impacto se reduce en un gran porcentaje.

Sin embargo, solo en cinco países es legal producción de insectos: Finlandia, Reino Unido, Autria, Bélgica y Holanda. Un nicho por el que España no tardará en seguir apostando, aseguran los socios de la empresa. «Centralizar el proceso reducirá los costes, porque ahora las empresas están deslocalizadas. Es algo que llegará tarde o temprano», predice Rivero.

Insectos: un producto gourmet
Sabor canario

La filosofía de esta marca no sólo es demostrar su compromiso con el medio ambiente gracias a una producción ecológica y artesanal sino apostar por sabores diferentes que capten a sus clientes. «Pretendemos que no sea un producto que compras una vez por probar, sino que realmente puedas incluirlo en tu día a día», señala el tercer socio, Joaquín Blanco.

Entre la oferta inicial encontramos pastas que incorporan casi un 20% de proteína y 10% harina de gusano sabor natural, al tomate, ahumado y pimienta cayena; paté de berenjena y grillos; y gusanos y grillos entre los que destacan los sabores al mojo verde canario o a la aceituna negra. Además, próximamente distribuirán nuevos productos como el preparado de harinas para repostería y nuevos sabores como el de mojo rojo.

De esta manera, en su página web recogen algunas primeras recetas con el objetivo de animar a quienes la visitan a elaborarlas a partir de sus productos. Una pequeña ayuda para seguir apostando por el cambio cultural necesario en España.

  • 1

    ¿Le parece oportuno que la Armada exhiba las mayores maniobras del año en la playa de Las Canteras?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados