El reto de repoblar zonas desertificadas

12/11/2019

The Green link es un proyecto que se está desarrollando en Canarias, cuyo objetivo es la restauración de zonas desertificadas con un método innovador de establecimiento del arbolado, el cocoon.

Restaurar el frágil equilibrio de los ecosistemas canarios, ya de por si dañados por el abuso que se ha hecho de ellos, es fundamental para enfrentar las consecuencias del cambio climático que incluyen escasez de agua, incremento de las temperaturas y de los periodos de sequía, incendios y desertificación.

El proyecto, de cuatro años de duración, fue financiado por el programa Life de la Comisión Europea y comenzó a desarrollarse en el año 2016. Junto con otras regiones de España, Italia, Grecia y Holanda, Gran canaria participa a través de la acción conjunta del Cabildo de Gran Canaria y Gesplan. Francisco González Artiles, coordinador de Espacios Naturales del Cabildo de Gran Canaria y técnico responsable explica su funcionamiento en el siguiente video.

Cargando reproductor ...

El método innovador es un recipiente denominado cocoon, una envoltura fabricada con un material biodegradable que ejerce varias funciones: suministra agua a los plantones de árboles durante los primeros estadios de una repoblación y los protege de las condiciones desfavorables de una zona en proceso de desertificación. Además, su presencia disminuye la temperatura y la evaporación y proporciona sombra. Todo ello facilita la implantación inicial de los pequeños árboles y favorece su desarrollo. El cocoon, una vez instalado, tiene una vida útil de dos años y es inocuo al deshacerse.

El reto de repoblar zonas desertificadas

La zona de reforestación seleccionada se encuentra en la finca pública de Tifaracás, en el barranco de Tejeda - La Aldea, al oeste de la isla, dentro del Parque Rural El Nublo y se sitúa entre los 265 y 515 metros de altura con una precipitación media inferior a los 200 mm. Por su localización, esta zona debería contar con una gran superficie boscosa, ya que está en la cota del pinar y del acebuche que no existe. Prácticas agrícolas habituales en Canarias como la roturación de terrenos forestales, su explotación y posterior abandono sin plan de regeneración, dejan hectáreas de espacios que por si mismos no pueden regenerarse.

El reto de repoblar zonas desertificadas

El pino canario y el acebuche han resultado ser las especies más resistentes para la repoblación de esta zona. Durante el desarrollo del proyecto se ha observado que el cocoon incrementa el porcentaje de supervivencia global y el estado de las plantas además de suponer un ahorro de agua, el riego es semestral y de personal. La tecnología funciona.

Sin embargo hay un problema con el que nadie contaba: el ganado asilvestrado o guanil, aquel que se cría suelto. Según la Asociación para la Conservación de la Biodiversidad Canaria, ACBC, la voracidad del ganado caprino silvestre constituye el principal factor y la amenaza más dañina para la supervivencia de nuestra frágil biodiversidad nativa que no está adaptada para resistir su presión porque es un fenómeno reciente.

El abandono paulatino del pastoreo sin las medidas de control adecuadas ha provocado que los animales estén colonizando un territorio que no está preparado para ellos. Sin control, acabarán, lamentablemente, con nuestra biodiversidad. La evolución de la repoblación de 2009 es una prueba de ello, los plantones solo comenzaron a desarrollarse, a pesar de la falta de agua, en cuanto fueron protegidos, con mallas metálicas que impidieron que las cabras silvestres se comiesen los brotes.

Otro hito importante del proyecto es la transferencia de los resultados a otras entidades. Asociaciones como la de la Almendra o Mogán bonito, el EcoResort Redondo de Guayedra y el IES Ingenio ya están usando estos sistemas para repoblar sus terrenos, especialmente las zonas de difícil acceso, con especies forestales y también con frutales como el almendro.

Quizás este cocoon protector se convierta en un importante elemento en el reverdecimiento sostenible de Gran canaria. Si es así, bienvenido sea.

  • 1

    ¿De quién es la responsabilidad por el fracaso educativo en Canarias que señala el informe PISA?

    Los alumnos.
    Los profesores.
    El Gobierno.
    La desigualdad social.
    Votar Ver Resultados