Educación

Sin tiempo para las oposiciones de docentes

19/03/2020

El Ministerio de Educación y las comunidades decidirán en días si mantienen las pruebas de selección. Canarias, aunque quiere aprobar la OPE, defenderá el aplazamiento de las mismas. Más de 20.000 personas se verán afectadas.

Mañana viernes se sabrá si finalmente las oposiciones de docentes –secundaria, FP y escuelas de idiomas– de este año se aplazarán o suspenderán. Las comunidades autónomas y el Ministerio de Educación mantendrán una reunión en unos días para tomar una decisión «consensuada» al respecto, cita en la que Canarias propondrá un aplazamiento. Así lo explicó ayer la directora general de Personal de Educación del Gobierno canario, Marisol Collado.

A su juicio, aplazar la convocatoria es lo más prudente dado la situación de emergencia sanitaria que vive el país estos días. Además, añadió, tanto desde el punto de vista jurídico como de organización no hay tiempo para organizar las oposiciones en la fecha prevista, finales de junio. «No puede ser que unas comunidades las convoquen y otras no» por el «efecto llamada», comentó Collado.

Con todo, desde la Consejería de Educación siguen trabajando para aprobar la Oferta Pública de Empleo (OPE) en Consejo de Gobierno «para no perder la oportunidad». Sin embargo, añadió, «creo que no estamos en el momento adecuado para seguir con las oposiciones adelante. La gente no está para estudiar, muchos están enfermos.... Se crearían desigualdades entre los participantes». Por eso, continuó, la posición de Canarias es que «somos sensibles con las demandas sindicales» que precisamente apoyan la aprobación de la OPE, pero apuestan por aplazar las oposiciones.

«Si aprobamos la oferta de empleo estamos en disposición de contempla todos los escenarios, pero teniendo en cuenta «que todos los procedimientos están suspendidos, jurídicamente y por organización no llegaríamos, por plazos no llegaríamos», abundó. Collado hizo referencia a las dificultades organizativas de unas oposiciones de este calado.

«Hay que organizar tribunales, contar con las sedes y todos esos pequeños detalles que son necesarios para las pruebas», explicó.

Su estimación aproximada es que a estas oposiciones de junio, si no se aplazan se presentarán unos 20.000 docentes. A todo ello se une la dificultad de que con las clases suspendidas ahora, se tendrá que reorganizar el curso escolar cuando se levante el estado de alarma «y las evaluaciones, además de que habrá que reactivar todos los procedimientos que ahora se han parado, como la selección de las direcciones de centro, los traslados, etcétera».