Educación

Mayo: «Hay que hablar de igualdad en los centros porque lo dice la ley»

27/06/2019

Responsables del proyecto de coeducación Skolae destacan su éxito entre el alumnado y esperan que se extienda fuera de Navarra. Hoy ofrecen una charla dentro de los actos por el Día del Orgullo.

Aprender a vivir en igualdad. Ese es el lema del programa Skolae que el pasado mes de septiembre, al inicio del último curso escolar, se comenzó a extender en los centros de Navarra. La iniciativa, sobre la que hoy se ofrece una charla en el marco del Orgullo que organiza Gamá, está dirigida a alumnado desde 0 a 3 años hasta la Formación Profesional. El proyecto está nominada desde España al premio UNESCO de educación a niñas y mujeres, pero se ha tenido que enfrentar a las críticas de una pequeña y ruidosa oposición de «la derecha» y «las iglesias» que lo tildan de «ideología de género». Lo cierto, dice la psicóloga y coordinadora, Pilar Mayo, es que «hay que hablar de igualdad en los centros porque lo dice la ley».

Efectivamente, señala el director del Servicio de Educación, Calidad, Formación, Igualdad y Convivencia del Gobierno navarro, Aitor Lakasta, la implementación del programa responde a los mandatos legales. De hecho, explica, antes de desarrollar la iniciativa se encargó un diagnóstico «riguroso» del que la conclusión más evidente fue que «no estábamos en situación de poder garantizar que se estaban cumpliendo las leyes. Con la normativa de igualdad hay mucha laxitud pero, como todas las leyes, son de obligado cumplimiento. Es la normativa estatal y la foral. Todas nos interpelan a las comunidades a educar en igualdad, pero no podíamos garantizar que se estaba coeducando».

Crítica y responsabilidad frente a la igualdad; Autonomía e independencia personal; Sexualidad y buen trato y Liderazgo, empoderamiento y participación social son los cuatro ejes del programa educativo que se inició en 2017 con un proyecto piloto en 16 centros que tuvo muchísimo éxito entre las familias, el alumnado y el profesorado, que fue formado para impartir la materia. «Ha sido un proceso participado y compartido. Lo presentamos en el Parlamento navarro y se aprobó por unanimidad porque hay una defensa unánime de la igualdad en el plano discursivo, pero cuando lo concretamos en políticas concretas, como este plan de coeducación, ahí es cuando se descuelgan», señala Lakasta.

Mayo y Lakasta esperan que la iniciativa llegue a otras comunidades. Algunas, reconocen, ya se han interesado por ella «pero está todo paralizado por las elecciones».

Mayo: «Hay que hablar de igualdad en los centros porque lo dice la ley»

Los responsables del proyecto Skolae tuvieron que declarar la pasada semana en el Tribunal Superior de Justicia de navarra (TSJN) para defender la iniciativa. El director del Servicio de Educación, Calidad, Formación, Igualdad y Convivencia del Gobierno navarro, Aitor Lakasta, y la coordinadora del programa Skolae, Pilar Mayo, lamentan el «brutal acoso» contra el programa de coeducación. «Ha sido en tres frentes, el mediático, con titulares delirantes; el político, con infinidad de iniciativas planteadas por el PP y Unión del Pueblo Navarro (UPN) para colapsar la administración educativa, una caza de brujas. Y el acoso judicial», con varias denuncias. De hecho, están pendientes de las tres demandas de la Confederación Católica de Padres (Concapa), la Asociación M18 y un grupo de padres y madres a título individual. «También demandaron por lo penal. Fue Vox, que acusó a la presidenta del Gobierno navarro, Uxue Barkos, de fomentar la pederastia. Ni se la admitieron», señala Lakasta.

Un ejemplo, comenta el director del Servicio de Educación, utilizaron la expresión «juegos eróticos infantiles» desde una visión «sucia». Es, aclara Lakasta, «un término técnico utilizado en sexología».

«Lo que no quieren es que se hable de las familias diversas, de la realidad», explica Pilar Mayo que tuvo que responder en el juicio por las actividades que se organizan en el aula para aprender coeducación e igualdad entre hombres y mujeres. «También se enseñan afectos. Por ejemplo, se les anima a abrazarse y me preguntaron que a dónde podría llevar eso», afirma.

«Han dicho muchas barbaridades y muchas mentiras que asustan. Hablar de la sexualidad es un problema para muchas familias. En las demandas se dice que esa educación le corresponde a las familias, que son contenidos morales. Pero la igualdad no es un asunto moral, es un tema de derechos fundamentales que recoge la Constitución. El derecho a aprender a vivir en igualdad. Aprender igualdad no es educación moral. Aprendemos lo que son las enfermedades de transmisión sexual, los afectos...», señala Mayo.

Lakasta destaca que Skolae «acaba con el dolor y el sufrimiento» de esa parte del alumnado que se siente acosado física o psíquicamente porque se enseña a todo el alumnado cómo se imponen los roles de género. «Es una apuesta de futuro para que cambien las cosas. Nada tiene efecto en un año», añade Mayo.

Conferencia, fiesta y marcha

Esta tarde, a partir de las 18.30 horas, en la Biblioteca Insular, en la plaza de Las Ranas, el director del Servicio de Educación, Calidad, Formación, Igualdad y Convivencia del Gobierno navarro, Aitor Lakasta, y la coordinadora del programa Skolae, Pilar Mayo, ofrecen una charla sobre el proyecto coeducativo navarro. Para mañana, Gamá ha organizado varias actividades en el parque de Santa Catalina a partir de las 19.00 horas, entre ellas unas Speed Dating (citas rápidas), una carrera de tacones y una noche de fiesta y la manifestación será el sábado 29 a partir de las 19.00 desde la plaza Manuel Becerra.

  • 1

    ¿Deben retirarse los libros de Primaria que muestran a los camellos como transporte habitual de los canarios?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados