Imagen de archivo de opositores para lograr una plaza de profesorado en Canarias. / c7

Pruebas sobre Canarias para blindar las plazas de estabilización para el profesorado de las islas

El Parlamento regional insta a incorporar contenidos y una entrevista sobre el archipiélago en las convocatorias y evitar el 'efecto llamada'

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El Parlamento canario aprobó este miércoles una proposición no de ley (PNL) para intentar blindar que las 5.722 plazas docentes de estabilización que se convocarán en el archipiélago hasta 2024 sean para el profesorado interino que da clases en las islas y no para el de otras comunidades autónomas.

De las 5.722 plazas que se sacarán en las islas con el sistema transitorio de estabilización docente para reducir la temporalidad, 4.333 se podrán obtener por un concurso de méritos, sin necesidad de hacer el examen de una oposición, y las 1.389 restantes se otorgarán con unas oposiciones con condiciones especiales para que favorezcan a los docentes interinos.

En el texto aprobado en el Parlamento, no vinculante y apoyado por todos los grupos de la Cámará regional, se insta al Gobierno canario a incluir en las bases de estas convocatorias pruebas o entrevistas con contenidos específicos sobre el archipiélago.

Así, el texto propone que el profesorado que acceda a la plaza por el concurso de méritos desarrolle «módulos dedicados al patrimonio natural, histórico y cultural de Canarias, como al sistema educativo de las islas o la celebración de una prueba de entrevista personal en el que se valorará, entre otras cuestiones, la Historia y Geografía de Canarias».

Ello implicaría además la presencia física de los aspirantes en las islas, lo que disuadiría una llegada masiva de profesorado de otras comunidades autónomas.

En el caso de las plazas que se sacarán por oposiciones, se pide que «en los casos prácticos o en las unidades de aprendizaje, tienen que demostrar y conocer las singularidades del sistema educativo de Canarias, los recursos con los que cuenta y ponerlos en práctica».

La PNL insta además a la Consejería de Educación «a coordinarse con el resto de comunidades autónomas con el fin de hacer coincidir los procesos de estabilización en tiempo y forma», algo para lo que el Ministerio de Educación y los departamentos autonómicos ya han creado una mesa de trabajo.

Los sindicatos docentes de las islas ya han dado la voz de alarma y exigen medidas concretas para que las plazas que se saquen para bajar la temporalidad en la enseñanza pública de las islas no vayan a profesorado de otras comunidades que se presenten.

Un problema «grave»

La consejera regional de Educación, Manuela Armas, reconoció este martes en una comparecencia en el Parlamento canario que es complicado conseguir que los exámenes para la estabilización de docentes interinos en fraude de ley por abuso de temporalidad se lleven cabo por comunidades autónomas, ya que la convocatoria es estatal.

En respuesta a una pregunta de la diputada del grupo Nacionalista Jana González, la consejera de Educación reconoció que el problema es «grave» en el caso de Canarias porque la tasa de interinidad es «muy superior» a la de otras comunidades autónomas, por lo que habrá más plazas, según informó Efe. Un hecho que se ha puesto en conocimiento del Ministerio pero es «complicado» de resolver porque el concurso es estatal, añadió la consejera.

Coincidir las pruebas

La proposición no de ley aprobada este miércoles por el Parlamento canario ha partido del grupo Popular, defendida por la diputada Lorena Hernández, quien ha aceptado una enmienda conjunta de Agrupación Socialista Gomera, Sí Podemos y PSOE para proponer al Gobierno que se coordine con el resto de comunidades autónomas para hacer coincidir las pruebas «en tiempo y forma».

Hernández afirmó que se ha generado preocupación entre los aspirantes en situación de temporalidad al establecerse en el decreto que regula las pruebas que la puntuación por experiencia docente se limita a 10 años, con un máximo de 7 puntos sobre los 15 puntos por la valoración total de sus méritos, informó Efe.

Asimismo se contempla la posibilidad de que «en las comunidades autónomas con lengua cooficial las administraciones educativas sí establecerán la forma de acreditar «su conocimiento».

Beatriz Calzada, del grupo Nacionalista Canario, ha asegurado que Canarias no está «blindada» por culpa «de un Gobierno arrogante que ha preparado este proceso ignorando a las comunidades autónomas», y ha pedido al ejecutivo canario que haga valer las singularidades del archipiélago para proteger al personal interino.

Por Agrupación Socialista Gomera Melodie Mendoza consideró que el asunto es complejo, porque lo ideal sería «blindar 4.633 plazas» de profesores interinos y Francisco Déniz, de Sí Podemos Canarias, se mostró complacido ante la sensibilidad del PP respecto a «nuestra idiosincrasia y cultura», algo que deben conocer los docentes para evitar que el profesorado «foráneo» haga correcciones a sus alumnos en este ámbito.

Ana González, del grupo Socialista, expresó su inquietud respecto a que una entrevista personal resulte poco operativa y pueda ser impugnable, y planteó como alternativa que una vez pasado el concurso oposición, los opositores que hayan aprobado realicen un módulo de patrimonio natural e histórico de Canarias que sea evaluable, y por lo tanto deba ser superado para poder ser funcionario en prácticas, añade Efe.

Por el grupo Mixto Vidina Espino advirtió de que Canarias oferta más de 5.000 plazas a las que podrá optar cualquier docente del resto del país con más de 10 años de experiencia, mientras que los opositores canarios no pueden acudir a regiones en las que se exija el conocimiento de una lengua cooficial, una situación de desventaja ante la que hay que poner en marcha «mecanismos de protección».

Carmen Hernández, de Nueva Canarias, ha percibido «un riesgo claro de que cientos o miles de docentes de todo el territorio español decidan venir a Canarias» y hagan peligrar la estabilización real del profesorado canario y apoyó que se aplique un mecanismo para desincentivar «esa avalancha que Canarias no se puede permitir, porque sería menospreciar la experiencia acumulada», lo que a su juicio se cumple mejor si se hacen coincidir todos los procesos de oposición a la vez en todas las comunidades autónomas.