Clavijo boicotea el primer centro de la ONU contra el cambio climático en España

22/05/2019

Dos cartas del presidente del Gobierno canario a la Secretaría General de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el calentamiento global han hecho abortar el proyecto promovido por el Cabildo grancanario.

ETIQUETAS:

Carlos Sosa (ahora.plus) Las Palmas de Gran Canaria

El presidente del Gobierno canario, Fernando Clavijo, se ha ocupado personalmente de frustrar la creación de la primera iniciativa en España de la Organización de Naciones Unidas (ONU) contra el cambio climático mediante dos cartas enviadas a la Secretaría General del organismo responsable haciendo valer su autoridad en la autonomía y evitar así que el Centro de Excelencia de Canarias para la Acción Climática (Ciceca) se instalara en Gran Canaria. Por temor a generar un conflicto institucional, Naciones Unidas ha decidido paralizar un proyecto cuya tramitación comenzó en la Cumbre de Bonn de noviembre de 2017.

Clavijo envió una primera carta el 27 julio de 2018 tras conocer extraoficialmente que por parte del Cabildo grancanario ya estaban muy avanzadas las negociaciones para crear ese centro, que tenía como objetivo actuar en las regiones que corren mayor riesgo de desastres ambientales por el cambio climático: los archipiélagos y territorios del norte atlántico y la región de la Macaronesia (Canarias, Cabo Verde, Azores y Madeira). En esa primera misiva, con un lenguaje muy sutil, el presidente canario marcaba el territorio de sus competencia y comunicaba a la ONU que ya tenía activados mecanismos para hacer frente a esas amenazas.

Una segunda carta, el 19 de febrero de 2019, muy parecida a la primera, añadía un párrafo muy elocuente: «Las iniciativas presentadas por los cabildos insulares a la Secretaría Ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas, una vez nos sean trasladadas y analizadas contarán con nuestro apoyo». De este modo, Clavijo se daba por enterado formalmente de la existencia de una iniciativa del Cabildo de Gran Canaria, y eso sin haber recibido ninguna respuesta a su primera carta de siete meses antes, no haber tenido comunicación oficial alguna ni haber sido informado por la Corporación grancanaria. Para tratar de justificar su veto, Clavijo vuelve a describir en su segunda carta un pretendido escenario de avanzadas gestiones de acciones contra el cambio climático que convertirían en redundantes otras formuladas desde las islas.

Sin embargo, no son ciertas las afirmaciones de Clavijo en sus dos cartas cuando presume de liderazgo ambiental. La iniciativa del Cabildo de Gran Canaria ante Naciones Unidas partió precisamente de la inacción mostrada por el Ejecutivo regional en cambio climático. Un observatorio que se creó con todas las solemnidades en Lanzarote en 2017 apenas llegó a tener actividad, y el coordinador al que pusieron al frente, Ezequiel Navío, emitió un duro informe en diciembre de 2017 denunciando que «Canarias está desprotegida frente a la emergencia social del cambio climático por la inacción del Gobierno Autónomo de Canarias». El informe se guardó bajo siete llaves en la Viceconsejería de Medio Ambiente y solo se conoció después de que se solicitara a través del portal de transparencia ya que su autor se vio obligado a firmar una cláusula de confidencialidad que le impedía divulgarlo. Seguir leyendo aquí

  • 1

    ¿Se ha mentalizado la ciudadanía de que no se debe ensuciar la playa de Las Canteras en la noche de San Juan?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados