Un perro obeso en el veterinario. / c7

¿Si el dueño es obeso su perro lo es también? La ULPGC lo investiga

El objetivo del estudio es evaluar los factores de riesgo que contribuyen a la obesidad canina en una región

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

La revista Veterinary Sciences ha publicado el artículo «Is Dog Owner Obesity a Risk Factor for Canine Obesity? A «One-Health» Study on Human-Animal Interaction in a Region with a High Prevalence of Obesity» (« ¿Es la obesidad del dueño del perro un factor de riesgo para la obesidad canina? Estudio «One-Health» sobre la interacción humano-animal en una región con alta prevalencia de obesidad»), en el que se busca determinar si la obesidad de los dueños influye, y en qué medida, en la de sus mascotas.

Firman este trabajo los investigadores de los Departamentos de Patología Animal y Ciencias Clínicas de la ULPGC Lourdes Suárez, Inmaculada Bautista Castaño, Cristina Peña Romera, José Alberto Montoya Alonso y Juan Alberto Corbera.

El objetivo del estudio es evaluar los factores de riesgo que contribuyen a la obesidad canina en una región, las Islas Canarias, con una alta tasa de obesidad humana (los datos del Ministerio de Sanidad situaban la tasa en un 17'5% de la población adulta en el año 2020). Según sus conclusiones, en el caso de los perros, tener un dueño con sobrepeso u obesidad ha resultado ser el factor más relevante en la aparición de obesidad en las mascotas. Los dueños de estos animales con sobrepeso son en su mayoría mujeres, mayores de 40 años, con escasa actividad física habitual.

Los investigadores han centrado su atención en los factores de riesgo del propietario que promueven la obesidad en humanos, tales como peso, estilo de vida, hábitos alimenticios y actividad física, recogiendo datos de un total de 198 hogares con mascotas para analizarlos con un enfoque multidisciplinar y «One Health» (un enfoque integral que aborde la salud tanto de humanos como de animales y a su vez de los ecosistemas, reconociendo que cada uno de estos está estrechamente ligado a los otros y son interdependientes).

Del estudio se desprende también la recomendación a los profesionales veterinarios para que desarrollen y fomenten estrategias que eleven el nivel de actividad física tanto en mascotas como en dueños, de forma conjunta, pues beneficiaría a ambos.