Los obesos corren más riesgo de ser hospitalizados si sufren covid. / PHILIPP GUELLAND

Un 42% de los españoles está atrapado por el sedentarismo

Una encuesta refleja una mayor presencia de lesiones en espalda, caderas, rodillas y tobillos entre las personas con exceso de peso

Antonio Paniagua
ANTONIO PANIAGUA Madrid

Una encuesta patrocinada por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) refleja la relajación, si no desidia, con que los españoles afrontan la práctica de regular de ejercicio. Casi la mitad de los interrogados (un 42,6%) reconoce que no realiza ningún tipo de ejercicio físico o le dedica menos de 1 hora a la semana a actividades como andar a paso ligero, correr, trotar, montar en bicicleta, hacer gimnasia o cualquier otra actividad deportiva.

A la luz de investigación, el sedentarismo alcanza cifras preocupantes: un 47,2% indica que se pasan entre 1 y 5 horas al día sentados, tumbados o inactivos (sin contar las horas de sueño). Son datos preocupantes, dado que los expertos consideran que una de las mejores manera de combatir el exceso de peso es la actividad física.

El estudio, para cuya realización se ha contado con un millar de personas, revela que el 53,8% de los entrevistados reconoce padecer exceso de peso, concretamente un 36,6% sobrepeso y un 17,2% obesidad, cifra que los nutricionistas estiman «alarmantes».

De acuerdo con el vicepresidente de la SEEDO y jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitari Arnau de Villanova (Lleida), Albert Lecube, los datos evidencian un aumento en los últimos meses. «La implantación del teletrabajo, más horas sentados delante del ordenador y cerca de la cocina, el estrés, las limitaciones para acudir a los centros deportivos por las restricciones COVID y el miedo a salir a la calle en las personas de mayor edad han contribuido, sin duda, a que en la actualidad más de la mitad de nuestra población deba preocuparse por las consecuencias negativas para su salud que ocasiona el exceso de peso», asegura Lecube.

La encuesta también refleja una mayor presencia de lesiones en espalda -lumbalgias-, caderas, rodillas y tobillos entre las personas con sobrepeso u obesidad. De ellas, un 54,4% constata una lesión de este tipo en el último año, lesiones muy relacionadas con la desviación del centro de gravedad causados por el exceso de grasa y los desequilibrios biomecánicos que presentan.

Son las mujeres las que declaran en mayor medida haber intentado perder peso en algún momento de su vida (un 78,2%, frente 67,2% de los hombres). «Existe un claro interés por intentar adelgazar, ya que un 80,6%de las personas con sobrepeso y un 91,4% de las personas con obesidad afirman haber intentando adelgazar alguna vez», destaca la secretario de SEEDO y adjunta del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Infanta Sofía (Madrid), Sharona Azriel.

El trabajo pone de manifiesto el estigma social de la obesidad que sigue acompañando a las personas que viven con esta enfermedad. Prácticamente la mitad de las personas que creen que tienen exceso de peso (un 43,9%) se han sentido acomplejadas por ello, siendo mayor esta sensación entre las mujeres (un 54,5%). Por añadidura, 14,1% de los encuestados se han sentido rechazados por su peso en alguna ocasión.

Con motivo de la celebración el viernes del Día Mundial de la Obesidad, los miembros de la SEEDO subrayan la relación entre el padecimiento de la covid y las personas con exceso de peso. No en vano, los obesos tienen el doble de probabilidades de ser hospitalizadas si arrastran la dolencia causada por el SARS-CoV-2.