Borrar
Imagen de archivo del Banco de Alimentos de Las Palmas. Juan Carlos Alonso
Cáritas: «La situación de los más pobres mejora en Canarias, pero el riesgo sube»

Cáritas: «La situación de los más pobres mejora en Canarias, pero el riesgo sube»

La ONG ve positivo que los datos de la Encuesta de Condiciones de Vida arroje una disminución de la pobreza en las islas, pero señala que «seguimos lejos de la media estatal»

Luisa del Rosario

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 26 de abril 2023, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La reducción en Canarias de la población en riesgo de pobreza, carencia material o social severa o baja intensidad de empleo -la tasa Arope- al 36,2%, es decir, 1,6 puntos menos que en 2021, «es un dato positivo. Somos la comunidad autónoma donde más ha disminuido, pero los datos se siguen manteniendo altos, disminuye, pero no tenemos el problema solucionado», afirma el director de Cáritas Diocesana de Canarias, Gonzalo Marrero. Es más, señala, «el propio informe del Instituto Nacional de Estadística», en referencia a la Encuesta de las Condiciones de Vida de 2022 hecho público por el INE este martes, señala que «la población canaria en riesgo de pobreza ha aumentado en el último año del 28,4 al 29,4%. Hemos bajado la intensidad de los más pobres, su situación ha mejorado, pero el riesgo ha aumentado con lo cual lo que nos están diciendo esas cifras es que la pobreza de Canarias es estructural».

Al comparar las cifras de Canarias con la media estatal, además, «seguimos estando lejos», un 36,2% en las islas frente al 26% en España. «La incapacidad para afrontar gastos imprevistos en Canarias afecta al 57,2% de la población, es un dato importante y la encuesta también nos perfila otra cuestión: la tasa de pobreza se ha reducido en menores de 16 años y entre los menores de 16 a 64 años, pero ha aumentado entre los mayores de 65 años y hay otra cuestión que palpamos continuamente: las dificultades para llegar a fin de mes. Canarias es la comunidad donde el porcentaje es más alto 13,4% cuando la media es del 8,7%. Igual nos pasa con los retrasos en los pagos del alquiler. En el conjunto de España la pobreza se esta colocando a niveles anteriores a la pandemia y en Canarias estamos un poco más lejos. Si comparamos estas cifras con el trabajo de recogida de datos en Cáritas estas afirmaciones son consistentes», abunda Marrero.

Las tres crisis

De hecho, afirma, espera que en 2022 la ONG tenga «una importante caída de datos respecto a personas atendidas. En 2020 atendimos a 28.000 personas y en 2021, por la confluencia de la crisis de la pandemia, la económica y la migratoria, a 53.000. En 2022 va a haber una bajada importante» pues considera que ha disminuido al 13,4%, casi ocho puntos porcentuales menos que el año anterior, las personas que viven en un hogar con baja intensidad de trabajo. Ha aumentado el número de personas contratadas, de las que cotizan a la seguridad social y se ha reducido el paro. De alguna manera la inversión en políticas económicas que ha hecho el Gobierno del Estado y de nuestra comunidad autónoma en estos tres años incrementando la financiación para el área de servicios sociales se está notando, y también en impacto positivo de la renta de ciudadanía. Pero esa visión positiva global no nos tiene que hacer perder de vista el horizonte».

«Antes el trabajo era un ascensor social. Ahora se es trabajador y no se llega a fin de mes»

Gonzalo Marrero

Director de Cáritas

Marrero recuerda que en Cáritas cuentan con un «nuevo perfil» que no se había dado históricamente en la ONG, «la persona con empleo pobre, que trabaja pero el salario no le llega y pide ayuda a Cáritas para recibos del alquiler, el agua, la luz o alimentación. Históricamente el trabajo era un ascensor social. Cuando alguien encontraba trabajo automáticamente ascendía y salía de la situación de pobreza. Ahora se es trabajador y no se llega a fin de mes. Ese perfil se está incrementando en Canarias», lamenta.

«La tasa Arope cambia, pero la situación no. Seguimos como siempre»

Pedro Llorca

Presidente de la federación Española de Bancos de Alimentos

Por su parte, el presidente del la Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal) y del presidente de la institución en Las Palmas, Pedro Llorca, señala que para esta ONG «la situación es la misma. La tasa Arope cambia, pero no cambia la situación. El incremento de precios de los alimentos sigue siendo brutal», advierte.

La demanda de las entidades colaboradoras -que son las que hacen finalmente el reparto de alimentos a la ciudadanía- «es la misma. Siempre tenemos oscilaciones con respecto al número de personas a las que llegamos, pero si ha bajado es muy poco. Seguimos como siempre, a la cola», lamenta Llorca en relación a que Canarias es la segunda comunidad con mayor tasa Arope (36,2%), solo por debajo de Baleares (39,9%). En ese contexto, Llorca agradeció a la Fundación Amancio Ortega la donación de diez millones de euros a Fesbal y que la ONG pueda destinarlos a comprar alimentos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios