La opinión del experto, René de Lamar

Estreñimiento y sus complicaciones en el adulto mayor

30/07/2018

«El estreñimiento constituye todo un síndrome clínico de extraordinaria importancia en la población mayor debido a su elevada prevalencia, complicaciones y tendencia a la cronicidad».

ETIQUETAS:

Pocos aspectos en el funcionamiento del organismo humano y de la salud en general genera a los mayores tanta preocupación y ansiedad como el estreñimiento, tiene una elevada incidencia y prevalencia además de crear un terreno propicio para automedicarse y adoptar medidas de diversa índole que pueden resultar hasta perjudiciales.

Con frecuencia escuchamos que se intenta probar con formulas recomendadas por otras personas ajenas al sector sanitario que probablemente sean eficaces en otras edades pero no en edades avanzadas, sin lugar a duda alguna el estreñimiento representa todo un exponente de los grandes Síndromes Geriátricos por lo que en base a tan importante aspecto de la salud y sus complicaciones estructuramos el artículos de este domingo.

«Continúa muy extendida la idea de que el ritmo intestinal debe ser al menos de una deposición diaria»

Para tener una idea de la magnitud del problema, en los mayores hospitalizados el porcentaje de estreñimiento puede llegar al 40%, alcanzando más del 80% entre aquellos que se encuentran institucionalizados en centros de larga estancia.

De hecho la prevalencia anormalmente aumentada en los pacientes ingresados nos sugiere una asociación del estreñimiento con la inmovilidad, enfermedades crónicas, procesos neurológicos, enfermedad colónica y el consumo de fármacos.

En general el aumento de la prevalencia del estreñimiento con la edad refleja una mayor frecuencia de enfermedades colónicas como diverticulosis, hemorroides y cáncer.

Entre las personas mayores continua muy extendida la idea de que el ritmo intestinal debe ser al menos de una deposición diaria, lo que genera un abuso de laxantes, aproximadamente más del 40% de mujeres mayores.

¿Cuál es en realidad el intervalo considerado como normal?

Se establece habitualmente entre tres deposiciones al día y tres deposiciones a la semana, con un peso de las heces que oscila entre 35 y 225 gramos.

En el mayor se habla de estreñimiento cuando existe un descenso en la frecuencia de las deposiciones, menos de tres por semana, asociándose generalmente a heces pequeñas o duras, como «piedras» y paso dificultoso de las heces asociado a sensación de evacuación incompleta.

Entre los cambios fisiológicos mas relevantes debemos destacar una menor presión en el esfínter anal tanto en reposo como en contracción máxima.

El esfínter anal interno se relaja con volúmenes rectales más pequeños en los mayores y esto es aun más marcado en el caso de las mujeres.

La disminución de la presión en el esfínter anal puede ser debida, en parte a cambios en la masa muscular y contractilidad en relación con la edad y en parte a lesión del nervio pudendo asociado al descenso del periné en las mujeres mayores o incluso envejecimiento del sistema nervioso autonómico.

Todo lo anteriormente explicado condiciona una menor habilidad y capacidad en el adulto mayor para iniciar y controlar la defecación.

«Las causas del estreñimiento en el mayor pueden ser múltiples y variadas»

Las causas del estreñimiento en el mayor pueden ser múltiples y variadas, entre la más relevantes se encuentran:

-Inmovilidad, solo el acto de levantarse por la mañana se asocia en muchas personas con el deseo de defecar y el desarrollo de movimientos propulsivos de gran amplitud en el colon distal.

El estreñimiento se exacerba aún más por problemas añadidos como el uso de absorbentes o protectores en la cama o ausencia de respuesta rápida cuando solicitan ayuda para defecar, dieta inadecuada y depresión o confusión mental.

-Dieta rica en fibra, numerosos estudios avalan el papel beneficioso de la fibra para evitar el estreñimiento. Los efectos positivos de una dieta rica en fibra, más de 30 gramos al día se pueden empezar a ver después de un mes de tratamiento.

Es primordial asociarla a un aumento de la ingesta hídrica, aproximadamente 2 litros diarios. La fibra debe usarse con precaución en pacientes con síntomas obstructivos o factores de riesgo de impactación fecal.

Es poco útil en pacientes con enlentecimiento del tránsito intestinal como en aquellos que reciben tratamiento con opioides.

-Fármacos, en la población mayor es muy frecuente la polifarmacia, aspecto que debe tenerse siempre presente ya que son muchos los fármacos implicados en el estreñimiento.

Son los más destacados por su amplio uso los diuréticos, benzodiacepinas, anticolinérgicos, opiáceos y antagonistas del calcio.

-Neoplasias, deben descartarse en primer lugar, sobre todo si aparecen variaciones recientes o bruscas del ritmo intestinal, más aún si se asocian a otras manifestaciones como sangrado rectal, dolor abdominal o pérdida de peso.

Entre las complicaciones del estreñimiento la impactación fecal es una entidad frecuente, estimándose su prevalencia alrededor de un 60% en los mayores de 65 años.

Es el resultado de una exposición prolongada a las fuerzas absortivas de heces acumuladas en colon y recto.

Es una complicación seria del estreñimiento severo y se presenta a menudo en pacientes inmovilizados, se asocia a una elevada morbilidad y pérdida de calidad de vida.

Puede ocasionar incontinencia fecal, obstrucción mecánica, perforaciones y alteraciones hidroelectrolíticas.Aunque puede producirse en otras localizaciones la impactación fecal en la ampolla rectal es la mas frecuente, aproximadamente un 70% de casos.

La incontinencia fecal y el estreñimiento coexisten en la población mayor.Produce un mayor impacto negativo en le mayor ya que causa vergüenza, le resta autoestima y conlleva en muchos caos al aislamiento social e incluso a la institucionalización en residencias.

La educación en hábitos higieno-dieteticos saludables, conocer el concepto real del estreñimiento, no abusar innecesariamente de laxantes, establecer un horario de defecación regular aprovechando el reflejo gastro-cólico que se produce después de ingerir alimentos, fundamentalmente después del desayuno ,e ingerir una adecuada cantidad de agua y líquidos diarios pueden ser medidas efectivas en el 60% de casos.

Datos prácticos

Prevalencia

La prevalencia de estreñimiento entre la población mayor es elevada, porcentaje que aumenta exponencialmente con la edad, con una mayor proporción entre las mujeres.

Riesgo

El factor de riesgo mayormente implicado en el estreñimiento es la pérdida de movilidad.

A evitar

El encamamiento se asocia a cualquier edad con estreñimiento por lo que debe evitarse siempre que sea posible.

Actividad

Una actividad física equivalente a caminar 0,5 kilómetros al día es suficiente para prevenir.

Peso

La adición de salvado a la dieta aumenta el peso de las heces, mejora su consistencia, reduce el tiempo de tránsito colónico y aumenta la frecuencia de la defecación.

Laxantes

El abuso indiscriminado de laxantes acaba lesionando el colon.

Hábitos

Adoptar hábitos de vida saludable y horarios regulares dedicando el tiempo necesario para defecar pueden resultar de gran ayuda para evitar el molesto estreñimiento en la población mayor.