Nuevos avances para saber del yacimiento del Rubicón

11/06/2019

La investigación da prioridad a los grabados rupestres, conservados en las piedras de los pozos.

Un equipo de expertos realiza desde el día 1 trabajos de intervención arqueológica en el yacimiento de San Marcial del Rubicón, en el Monumento Natural de Los Ajaches, auspiciados por la firma del convenio que rubricaron en noviembre pasado el Gobierno de Canarias y las universidades de La Laguna y Las Palmas de Gran Canaria. El proyecto cuenta con el apoyo del Cabildo y el Ayuntamiento de Yaiza, instituciones interesadas en la recuperación del histórico emplazamiento y cuidado de los pozos, con la finalidad de habilitarlo para su visita controlada poniendo en valor la importancia patrimonial del lugar.

Parte de la actuación se centrará interesantes los grabados rupestres que se conservan en las piedras utilizadas para la construcción de los pozos, especialmente, el denominado Pozo de la Cruz. Y, por supuesto, las técnicas utilizadas para su construcción, como los arcos y bóvedas empleados en el Pozo de San Marcial. «Todo esto hay que estudiarlo con detenimiento, haciendo uso de nuevas técnicas aplicadas a la arqueología como el escáner láser 3D y fotogrametría, que tenemos previsto llevar a cabo durante la semana del 22 al 27 de junio», apuntaron los técnicos de la campaña en la visita del alcalde de Yaiza, Óscar Noda.

«Buscamos tener una imagen real de las dimensiones de este yacimiento, por lo que procederemos a realizar una prospección superficial intensiva y una topografía completa de todo el entorno, tarea que hemos emprendido esta semana inicial, a la que añadiremos el trazado de un modelo digital del terreno a partir de ortofotos obtenidas por medio de dron», se especificó.

Se cuenta con ayuda de especialistas de la Universidad de Granada, quienes están realizando una prospección geofísica en varios sectores del yacimiento, aplicando técnicas no destructivas, con la finalidad de identificar estructuras soterradas. Por ejemplo, en el cauce del barranco se va a aplicar prospección electromagnética, para «detectar pozos soterrados».