Los Centros Turísticos licitan la retirada de los Jinetes del MIAC

22/10/2019

La empresa pública convoca el concurso para quitar las esculturas cedidas por Jason deCaires. Se prevé un abono de casi 26.000 euros, con impuestos

La empresa pública de los Centros de Arte, Cultura y Turismo ha dado a conocer la convocatoria de concurso público para contratar el traslado de las esculturas del artista británico, Jason deCaires Taylor, conocidas como los Cuatro Jinetes de la Apocalipsis o la Marea Creciente (The Rising Tide), del actual lugar en el que se ubican, en el litoral frente al Castillo de San José, sede del Museo Internacional de Arte Contemporáneo (MIAC).

Las bases del contrato fueron publicadas el pasado viernes y en ellas se convoca a las empresas interesadas para que presten el servicio de «desmontaje y retirada de cuatro esculturas ecuestres situadas en la franja costera junto al Castillo de San José para los Centros de Arte, Cultura y Turismo». En las mencionadas bases del concurso que pueden consultarse en el perfil del contratante de la entidad, en la web www.centrosturisticos.com/perfildelcontratante, se especifica que el plazo para presentar ofertas será de 5 días a contar desde el día del anuncio, el pasado viernes día 18 de octubre.

El presupuesto de licitación que figura en dichas bases es de 24.360 euros, debiéndose sumar la cantidad de 1.583 euros en concepto de impuestos. El plazo para ejecutar el traslado de las cuatro pesadas esculturas es de cinco días, más dos de preparativos, a contar desde la firma del contrato.

El contrato se adjudicará por el tipo de procedimiento abierto simplificado y será adjudicado a la oferta económicamente más ventajosa. La empresa adjudicataria deberá tramitar los permisos oportunos ante la Autoridad Portuaria y deberá velar ante cualquier incidente que pueda tener repercusión medioambiental.

Oficialmente aún se ha dicho el lugar al que serán trasladadas, aunque no se descarta que su destino sea el Parque Móvil del Cabildo, mientras se busca otra ubicación, aunque no se descarta que el artista definitivamente opte por llevárselas de la isla. El anuncio del traslado de las esculturas al propio autor, el pasado verano, ya generó bastante polémica, al sustentar como argumento que las piezas debían ser retiradas del lugar por afectar a la obra de César Manrique, según explicó a este periódico el propio Jason deCaires Taylor, de palabras del jefe del gabinete de la presidencia del Cabildo, Carlos Espino.

Por su parte, la presidenta, María Dolores Corujo, justificó el traslado señalando que no son esculturas originales, sino meras copias de las que el artista instaló en el río Támesis; que además se instalaron en el Castillo de San José con un permiso temporal de Puertos, y en que la decisión de instalarse se llevó al consejo de administración de los CACT, con posterioridad ha haber sido ya instaladas, sin informes, ni permisos.