El Cabildo quitará los jinetes por ser «copias y no tener permiso»

08/10/2019

La presidenta justifica la retirada de la obra de Jason deCaires del Museo Internacional de Arte Contemporáneo y acusa al anterior grupo de gobierno de haber actuado por «clientelismo»

La presidenta del Cabildo, María Dolores Corujo, justificó ayer la decisión del grupo de gobierno PSOE-PP de retirar el conjunto escultórico Los Jinetes de la Apocalipsis (The Raising Tide, la Marea Creciente) de su actual emplazamiento en el Museo Internacional de Arte Contemporáneo (MIAC) del Castillo de San José, argumentando que estas esculturas «son copias extraídas de unos moldes de otras esculturas anteriores que el artista instaló en el río Támesis de Londres», y en el hecho de que su instalación por el anterior grupo de gobierno se realizó con un permiso temporal , caducado, y sin poseer informes técnicos.

Las explicaciones de la presidenta tuvieron lugar en el pleno celebrado ayer, en una interpelación del grupo de Coalición Canaria (CC) sobre la polémica suscitada con el traslado de estas obras. En su intervención, la mandataria socialista realizó un repaso cronológico de cómo se instalaron las esculturas, en el que acusó al anterior grupo de gobierno de adoptar una «decisión política», sin informes y sin el acuerdo del consejo de administración de los Centros de Arte Cultura y Turismo, a cuyo seno se llevó votar entre un acuerdo de compra o cesión de las esculturas, cuando éstas ya estaban instaladas, precisó Corujo.

También añadió que solo se pidió autorización a Puertos, que permitió la instalación de las figuras en el litoral por un periodo de un año, que caducó en septiembre de 2017, y que el pasado julio, el exconsejero delegado de la empresa ahora cesado pidió a Puertos renovar la autorización, sin ni siquiera consultar al gobierno entrante.

También acusó al anterior gobierno de Coalición Canaria de poner a la empresa pública de los Centros Turísticos al servicio del artista, un creador, según precisó la presidenta, que «cayó en gracia» al expresidente del Cabildo, Pedro San Ginés, y al anterior consejero de los CACT, que decidieron apostar por su promoción y gastar 15.000 euros del coste de la instalación por una decisión política.

Por ello justificó que ahora toca retirar las esculturas, poniendo en duda el valor de las obras, que cifró en 200.000 euros, al ser meras copias, dijo, y al argumentar que la isla tiene que apostar por la exclusividad, «por aspirar a que nos copien y no por copiar nosotros», sentenció.

Cabe añadir que en la sesión hubo momentos de tensión. En uno de ellos, la presidenta ordenó a Pedro San Ginés que abandonara la sala. Acabó la circunstancia con la salida de todos los consejeros de CC.