Fiestras abre juicio oral en una de las piezas del exalcalde Montelongo

19/03/2019

Se fija fianza para ocho de los once investigados, por una cuantía en común muy cercana a 1,32 millones de euros

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Arrecife, Ricardo Fiestras, ha decidido abril juicio oral por la pieza de Tunera, una de las tres del caso Montecarlo relacionada con el Ayuntamiento de Arrecife. Esta pieza tuvo auto de procedimiento abreviado en la primavera de 2016, con calificación en ese periodo del Ministerio Fiscal, siendo clave para que el entonces alcalde, José Montelongo, presentara la dimisión como regidor.

Figuran once investigados, entre antiguos gestores políticos y personal local. No obstante, limita a ocho la petición de fianza, por un balance en conjunto de casi 1,32 millones de euros. La cuantías más elevadas están vinculadas con el exinterventor, Carlos Sáenz; y con el empresario Eduardo Ferrer, al sumar entre ambos una fianza por más de un millón de euros, al pesar sobre ellos las acusaciones de los presuntos delitos de prevaricación, fraude, malversación y falsedad, por servicios con precios presuntamente desajustados. La cuantía restante tiene que ver con el exalcalde y con media decena de acusados a los que se les imputa presunta malversación, quedando todos ajenos de la acusación de supuesta falsedad.

Hay tres investigados, en consecuencia, que no quedan señalados para depositar fianza, al limitarse la consideración del magistrado Fiestras, en este auto de apertura de juicio oral, a los presuntos delitos de prevaricación y fraude. Para ellos se descartan la malversación y la falsedad.

Cumplido este paso, se abre la posibilidad de que las defensas presenten escritos, como paso previo a que se establezca fecha para la celebración de la vista judicial. Los hechos de esta pieza se refieren a pagos por servicios entre 2009 y 2012 pagados por el Ayuntamiento de Arrecife al parecer de manera irregular.