La ciudad, ayer y hoy

Triana y Vegueta hace 100 años, en imágenes

13/08/2018

La capital grancanaria ha evolucionado de manera radical en los últimos 100 años. Hacemos un recorrido por los lugares emblemáticos del corazón de la ciudad del siglo pasado. Un recuerdo visual con los adoquines, carretillas, caballos, y playas que ya hoy no se ven en la Gran Canaria capitalina.

Triana y Vegueta hace 100 años, en imágenes

Calle de Triana a la altura de Tejidos Rivero (a la derecha), en el año 1909. Tejidos Rivero fue uno de los más representativos comercios de tejidos fundados en el siglo XX, donde se podían adquirir desde piezas de tela para confeccionar todo tipo vestimenta, mantelería, ropa de cama, etc. El exitoso negocio familiar, animó a los hermanos Rivero a estudiar en las noches contabilidad y nociones de cultura general para gestionar el negocio. La eficaz gestión, la tenacidad y una economía favorable, fueron la clave del rápido crecimiento del negocio, de tal manera que en los años 30 del siglo pasado la tienda de los Rivero tuvo más de 16 dependientes.

Triana y Vegueta hace 100 años, en imágenes

Imagen del Teatro Pérez Galdós tomada desde la orilla del Guiniguada, 1909. Aunque este teatro es hoy día un símbolo cultural de la capital, en sus inicios fue motivo de desacuerdo entre los vecinos. Su proximidad al mar, a la boca del barranco y a la pescadería, causó muchas críticas, que incluso quedarían plasmadas en los versos de Benito Pérez Galdós ("¿Quién fue el patriota estúpido / quién fue el patriota vándalo / que imaginó las bóvedas / de este Teatro Acuático...").

Triana y Vegueta hace 100 años, en imágenes

Paseo arbolado central de la Alameda de Colón con el quiosco de música a la izquierda, en 1909. El busto de Cristobal Colón y la iglesia de San Francisco de Asís se ven a lo lejos. Esta plaza construyó en honor al descubrimiento de las Américas por Colón.

Triana y Vegueta hace 100 años, en imágenes

Vecinos en el puente de piedra, observando el barranco Guiniguada con el agua de banda a banda (fotografía tomada entre 1935-1940). En los inviernos de aquellos años, el barranco se llenaba de agua y los más curiosos iban al repentino río para no perderse aquel espectáculo.

Triana y Vegueta hace 100 años, en imágenes

Entre los detalles del puente se dejan ver las placas de mármol: la que miraba hacia Oriente se hallaban esculpidas las armas episcopales del generoso y engañado obispo, mientras que en la que miraba hacia Occidente se leía la inscripción «Reinando el señor don Fernando VII se fabricó este puente a expensas del Ilmo. Don Manuel Verdugo, obispo de estas islas. Año de 1815». También se ven las estatuas de mármol, originales de Génova, en los extremos del puente, representando las cuatro estaciones.

Triana y Vegueta hace 100 años, en imágenes

Exterior del mercado de Vegueta, que era de lo más interesante a nivel etnográfico de la isla. Al fondo se ve la antigua pescadería, alrededor de 1935.

Triana y Vegueta hace 100 años, en imágenes

Esta imagen fue tomada desde el «Muelle de Las Palmas», pionero del gran Puerto de La Luz que tanto progreso ha traído a la isla, y muestra la playa de San Telmo con algunas barcas de pescadores, en 1900.

Triana y Vegueta hace 100 años, en imágenes

Plaza Santa Ana, vista desde lo alto de la catedral, en 1915. A la derecha se observa la finca El Pambaso, donde se localizaban importantes huertas. Esta zona verde era muy importante para la ciudad, pues a través de ella llegaban las diversas acequias de agua potable y se ubicaba gran parte de los molinos harineros de abastecimiento.

Triana y Vegueta hace 100 años, en imágenes

Vista de Vegueta con la catedral al fondo, en 1909. La finca que se aprecia en primer plano es la finca El Pambaso.