Una inversión de 750.000 euros ampliará la carretera de Melenara

05/12/2018

El proyecto contempla derribar los muros del tramo estrecho y reconstruirlos más atrás. Se dotará a la calzada de una acera de tres metros por ambos lados y un carril bici por la orilla sur

La ampliación de la carretera de Melenara podría ser una realidad antes de que acabe este mandato. Una vez que el propietario del suelo que ha sido expropiado ha anunciado que facilitará el acta de ocupación de los terrenos antes de que finalice el año, el Ayuntamiento ha puesto la maquinaria administrativa a trabajar para ejecutar las obras de ensanche del tramo más estrecho de la calzada. Al menos ya cuenta con financiación. El Cabildo incluyó en su plan de inversiones financieramente sostenibles varios proyectos para el municipio de Telde valorados en 3,5 millones de euros, y entre ellos figura el que permitirá derribar los muros que hoy estrechan la carretera en un tramo de 400 metros y su reconstrucción posterior, retranqueados. La idea es que en esa parte de la calzada, la que está más cerca de las casas del Cruce de Melenara, la plataforma cuente con 15 metros de ancho desde el eje o centro de la vía hasta los muros.

La alcaldesa, Carmen Hernández, explicó ayer que la obra exigirá una inversión de 751.325 euros y que contemplará, además del levantamiento de esos nuevos muros (la carretera pasa en medio de una finca que ha de quedar separada de la vía), la construcción de una acera de tres metros de ancho por ambos márgenes y un carril bici de doble dirección por el lado sur.

La actuación se iniciará allí donde acaban las casas del Cruce de Melenara y empiezan los muros, ya en muy mal estado, que serán demolidos y reconstruidos unos metros más atrás. Por el lado sur, la carretera dispondrá de acera y carril bici anexo hasta la rotonda misma de la barca, la que regula el tráfico hacia Melenara o hacia Salinetas. Y por el lado norte, solo se dotará de acera un tramo de 400 metros, aquel donde a día de hoy hay muro. Se construirá una desde el cruce con la calle Monseñor Romero, la que se adentra hacia Las Rubiesas, hasta el desvío que llega hasta el colegio Príncipe de Asturias.

El edil de Obras, Eloy Santana, avanzó que el proyecto ya ha sido adjudicado a Ingeacan y que la previsión es que esté redactado en enero de 2019. Dado que la obra no requerirá de un plazo de ejecución muy largo, confían en que la tantos años demandada ampliación de la carretera pueda estar operativa para antes del próximo verano.