«Nadie preveía que Telde fuera la ciudad más importante de CC»

17/06/2019

Nació en Gáldar, en 1982, pero desde que tenía un año sus padres se vinieron a vivir a Clavellinas. Es licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y diplomado en Magisterio. Fue edil de Deportes de 2007 a 2011, de Seguridad y Residuos de 2013 a 2015 y en el último mandato fue director general de Infraestructuras Turísticas del Gobierno canario. Ahora es el alcalde. Lo será durante dos años.

G. Florido / Telde

Tercera fuerza política y, sin embargo, alcalde de Telde.

— Impensable 24 horas antes.

Por tanto, el gran ganador de estas elecciones...

— No tengo esa sensación. Pese a que los resultados del 26 de mayo fueron muy buenos, pensábamos que el pacto progresista entre NC y el PSOE iba a dejarnos en la oposición. Pero pasamos de eso a intentar construir un pacto para hacer alcalde a Alejandro Ramos, y a después participar de otro pacto en el que yo soy alcalde. Eso es casi imposible de prever. Y menos que el municipio más importante que tenga CC después de las elecciones sea Telde y que esté en Gran Canaria. Es una responsabilidad.

Con sinceridad, si al final el PSOE no hubiera suspendido la firma del cuatripartito, ¿Habría firmado?

— Sin ninguna duda.

¿Pese a la oferta del time sharing?

— Ya, pero para nosotros la palabra dada es muy importante. Nosotros le dimos la palabra a Alejandro Ramos, Sonsoles Martín y Juan Antonio Peña y les dijimos que íbamos a hacer el pacto a cuatro en el que estábamos muy ilusionados, a pesar de que mi organización podía estar pensando en otros escenarios. Nuestra sorpresa fue que desde el PSOE no se le permitió a él ser alcalde.

Al final pactó con NC y MxT, pero públicamente se quejó de que NC había roto todos los puentes con la oposición y de que sus formas complicaban gobernar con ellos. ¿Ya no le preocupan? ¿Qué ha cambiado?

— La verdad es que no ha cambiado nada. Solo que el PSOE no quiso firmar el pacto. Cuando sentimos que el PSOE no le podía dar estabilidad a Telde, intentamos explorar otros escenarios. Da igual cómo me lleve con Carmen Hernández, o qué relación tenga con los concejales de NC o con Juan Francisco, porque lo importante es que el municipio tenga 14 concejales que puedan abordar cosas tan importantes como el PGO, que es un objetivo prioritario.

Tengo la sensación de que nadie estuvo del todo contento el sábado.

— No te equivocas, porque tuvimos 48 horas previas durísimas para mi organización y para mí personalmente. Porque cambiar de un escenario a otro en tan poco tiempo con lo importante que es la alcaldía de una ciudad como esta y el honor y la responsabilidad que significa presidirla... Aún no he podido digerirlo y no creo que lo celebre. Porque no soy de celebrar las responsabilidades, sino de asumir los retos para intentar mejorar. Y eso que te confieso que cuando entré por primera vez a la sede de CC en 2003 para afiliarme, más o menos por junio, recién perdidas las elecciones, siempre soñé que algún día sería alcalde de mi ciudad.

Sabe que va a gobernar con dos políticos de gran trayectoria y personalidad. Usted es árbitro de fútbol. ¿Tiene la sensación de que a veces hará más de árbitro que de alcalde?

— No. Tengo la sensación de que tanto Juan Francisco Artiles como Carmen Hernández han asumido y asumirán el rol que les corresponde, que han aprendido de sus errores y que ambos harán lo posible para seguir en el gobierno y para que esté fuerte y unido hasta 2023.

Es decir, ¿no va a depender este pacto del escenario que se dé en el Gobierno de Canarias?

— Quizás este pacto de Telde sea el preámbulo de lo que puede ocurrir en el Gobierno de Canarias. Esta conexión entre CC y NC nos permite albergar esperanzas de que NC pueda considerar que CC pueda formar parte del próximo gobierno de Canarias, teniendo la presidencia o la vicepresidencia. En CC creemos que los que tenemos conciencia nacionalista, como los tres partidos del pacto en Telde, tenemos que ayudarnos, porque en el futuro lo podemos tener más difícil si no estamos unidos.

El nacionalismo le ha visto las orejas al lobo tras estas elecciones.

— No hay más que ver el panorama. El PSOE y el PP habían ideado una estrategia clara para dejar fuera a todos los partidos que no fuéramos de corte estatal. Quizás esto nos sirva de experiencia de cara al futuro. Tenemos que ser aliados, con nuestras diferencias, más que contrincantes.

Los líderes del tripartito salieron de la misma familia política. Quizás Telde marque el camino de la reunificación.

— No sé si Telde marca tanto, pero sí que es significativo que pactáramos los que provenimos de la misma casa. A lo mejor los líderes de nuestras organizaciones tienen que tomar nota, que en Telde hemos hecho un esfuerzo para entendernos y que nos hemos entendido muy rápido. Creo que no hay mayores diferencias que las que tenían Carmen y Juan Francisco y fueron capaces de llegar a un acuerdo. Eso, hacía un año, era inimaginable. Eso es fruto de que los que provenimos del mismo sitio y tenemos las mismas convicciones nos entendemos rápido cuando ponemos el foco en el interés general o en la ciudad. Eso es algo premonitorio para el futuro.

— ¿Cuál será su primera medida?

— Que la distribución de áreas sea lo más coherente posible para que haya una transversalidad correcta y también consensuar cómo haremos que el grupo de gobierno seamos uno solo, sólido, fuerte. Tenemos que continuar con las cosas buenas que hizo el gobierno anterior, y continuar con las obras inacabadas, y seguir fortaleciendo servicios públicos. Pondremos las ruedas para que esto ruede bien. No tengo ninguna duda de que este es el mejor gobierno en este momento.

¿Qué objetivos concretos le gustaría que estén resueltos en 2023?

— Me gustaría que nuestra plantilla municipal creciera y mejorara, cubiertas todas las plazas vacantes, que estuviéramos en el nuevo ayuntamiento para atender mejor a los ciudadanos, que el Mercado Municipal esté acabado, que las escuelas infantiles estén abiertas, tener orientada la solución para el Palacio de la Cultura, que no sigan esperando la ampliación de la carretera de Melenara, la plaza de Taliarte o la de La Barranquera, o el puente de San José de las Longueras, y, por último, mejorar el contrato de residuos.

¿Y los colegios?

— Tenemos tres planes que vamos a poner en marcha: el primero es un plan de mantenimiento de los centros educativos de Infantil y Primaria, otro de mantenimiento y renovación de parques infantiles, que están obsoletos, inseguros y no son accesibles, y otro de aparcamientos.

— Telde estrena una alcaldía compartida. ¿Qué harán para que funcione?

— Por ejemplo, no cambiarán las áreas en los 4 años. No habrá un descalabro de la institución cuando la Alcaldía cambie de manos. Hay que darle una continuidad a la gestión. Por tanto, mis decisiones las voy a tener que tomar compartidas con Juan Francisco y con Carmen, y luego ella hará lo mismo con nosotros. Esto solo ya es una muestra de que Telde ha cambiado.

¿Se bajará el sueldo como el anterior gobierno?

— Eso fue una decisión personal del gobierno anterior. Y ahora estamos en un momento distinto, los que estábamos en el cuatripartito de hace 48 horas y en este tripartito estamos de acuerdo en mantener los sueldos que están en el presupuesto, sin bajarlos, porque la situación económica es distinta y creo que necesitamos que se mantengan los sueldos que están en los presupuestos para adecuarlos a los municipios de más de 100.000 habitantes, que ni siquiera nos acercamos. Por lo menos mantener el sueldo que tenía el alcalde en 2007, 12 años después.