Se reabre la carretera a Tamadaba tras el fuego

08/11/2019

El acceso a Tamadaba por la GC-216 ha sido reabierta tras los incendios del pasado mes de agosto.

El Cabildo de Gran Canaria ha anunciado la reapertura de la GC-216 que da acceso a parque natural de Tamadaba. La vía había quedado cerrada desde el pasado mes de agosto, cuando los incendios que afectaron al pinar y a ocho municipios cumbreros de la isla, obligaron a cerrar el acceso a Tamadaba.

El Cabildo recomienda que se salga de los senderos

Aunque la carretera ha sido reparada y ya se puede acceser con seguridad al parque natural, el Cabildo de Gran Canaria advierte que el terreno está llena de los agujeros dejados por los troncos que ardieron, por lo que es fácil lesionarse y aún caen ramas de los árboles afectados. Además, se recuerda que las áreas recreativas siguen cerradas, por lo que no se puede acampar en la zona.

Protección a especies en peligro extinción de Tamadaba

El Cabildo de Gran Canaria ha anunciado en los últimos días que «algunos individuos» de las cinco especies en peligro de extinción del Pinar de Tamadaba se vieron afectadas este verano por el incendio forestal y que, aunque ninguna ha desaparecido, vigilará la evolución de su ecosistema.

Así lo ha asegurado el director del Jardín Botánico Viera y Clavijo, Juli Caujapé, quien ha comentado que habrá que comprobar «si el banco de semillas del subsuelo hace su función para regenerar individuos de esas especies particularmente amenazadas».

En estos momentos, de la zona afectada, el Jardín Canario tiene en su banco de semillas el 85 % de las especies, lo cual, a su juicio, «es una garantía».

«Esperamos no tener que utilizarlas, sino que el banco de semillas del subsuelo de esos ecosistemas afectados cumpla su función normalmente si no se le plantean perturbaciones muy graves, si las lluvias que vienen son benignas y, aunque pueden ser copiosas, no deben ser torrenciales», ha especificado.

Se reabre la carretera a Tamadaba tras el fuego

A su juicio, esa es la «clave» para que el suelo no sea arrastrado por el agua y la semilla puede hacer su función regeneradora.

Caujapé ha señalado que son «bastantes optimistas» porque, en anteriores ocasiones de incendios y catástrofes similares, «la naturaleza canaria ha demostrado su capacidad».

El director del Jardín Canario también se ha mostrado preocupado por las especies invasoras, tanto de plantas como de animales. «Conocemos ya por desgracia el rabo de gato y las cañas, peligrosas en caso de incendio porque son combustible y son mechas que propagan el fuego», ha apuntado.

«Nos preocupa también las especies introducidas por el hombre como cabras, conejos y herbívoros que están asilvestrados, no los animales del sector primario, pues representan una amenaza grave para la vegetación endémica y, también, indirectamente para tantos animales endémicos que dependen directamente de las plantas para sobrevivir y que se ven amenazados en su presente», ha añadido el científico.