Odisea de hasta tres horas para salir del norte

    Cargando reproductor ...
05/04/2019

Los desprendimientos en el Puente de Silva, El Pagador y El Rincón por las lluvias colapsan la GC-2 durante gran parte de la mañana de ayer atrapando a miles de conductores del norte de Gran Canaria. La carretera no recobró la total fluidez hasta cerca del mediodía. Todo fue culpa de los chaparrones nocturnos

Atrapados como pequeñas moscas en una enorme telaraña. Así se debieron sentir ayer los miles de residentes en todo el norte de Gran Canaria que intentaron circular por la GC-2 durante la mañana de ayer. Muchos ni siquiera pudieron llegar a la citada vía, que une Las Palmas de Gran Canaria con Agaete, debido al absoluto caos reinante por los desprendimientos, vías de agua e incidencias causadas por las intensas trombas de agua caídas a lo largo de la madrugada de ayer. Cerca de 20 litros por metro cuadrado durante la noche que provocaron colas kilométricas y esperas de más de tres horas en la GC-2 en sentido hacia la capital grancanaria.

La odisea arrancó a primera hora de la mañana de ayer, cuando aún no había despuntado el alba, con tres puntos conflictivos a lo largo de la citada vía que terminarían por provocar un colapso total. La caída de varias piedras, algunas de gran tamaño, en el punto kilométrico 4 a la salida del túnel del puente de Silva, en la GC-2, en sentido hacia la capital grancanaria, unido al descuelgue de un cable eléctrico en el mismo punto, llevó al cierre de un carril ante la presencia de dicho cable en medio de la calzada y de la presencia de piedras. A este incidente, que pudo ser solventado por el personal de Mantenimiento de Carreteras del Cabildo de Gran Canaria sobre las 09.30, se unió el que fue el mayor quebradero de cabeza para los usuarios de la GC-2 a la altura de El Altillo.

La presencia de una barranquera, que cubrió todos los carriles de la GC-2, en sentido hacia la capital grancanaria, de agua, piedras y barro provocó el cierre del carril derecho de la vía entre los puntos kilométricos 13 y 15 hasta la limpieza total de la vía ante el peligro que suponía para la conducción.

Este incidente, que no se solventó del todo hasta las 11.30 horas con la apertura de los carriles cerrados, fue la que mayores problemas de tráfico creó al estar solo habilitado un carril para el paso de vehículos por la zona.

La cantidad de piedras y tierra caída fue tal que se tuvo que emplear maquinaria pesada para la retirada de la misma. Los trabajadores del servicio de mantenimiento de carreteras se tuvieron que emplear a fondo para retirar en el menor tiempo posible todo el material que ocupaba la vía.

El tercer punto conflicto en la GC-2 se localizó en el punto kilométrico cuatro, a la altura de El Rincón en Las Palmas de Gran Canaria y en sentido hacia la capital grancanaria, con el colapso de parte de un muro de una finca privada, colindante con la carretera, y que anegó de piedras y barro este punto de la vía.

Esto llevó al cierre de dos carriles hasta la limpieza total de la vía. Al lugar acudieron, además de personal del servicio de mantenimiento de carreteras, agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

Estas incidencias en el tráfico, causadas por desprendimientos a lo largo de la GC-2 tras las intensas lluvias caídas durante la madrugada de ayer fueron los únicos problemas derivados de las precipitaciones. De hecho, desde el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 1-1-2 del Gobierno de Canarias destacaron que no recibieron ninguna llamada durante la madrugada y las primeras horas de la mañana de ayer relacionadas con la lluvia.

  • 1

    ¿La playa de Las Canteras debería tener una zona nudista?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados