Tribunales

Una banda de narcos llevó en un barco 623 kilos de hachís al muelle de La Aldea

16/12/2019

Un grupo formado por 55 personas está siendo investigado por un juzgado de La Laguna y operaba en cuatro islas diferentes llevando a cabo grandes transacciones de drogas como cocaína y hachís.

Dentro de la macroperación antidroga que está dirigiendo el Juzgado de Instrucción número 3 de La Laguna y en que figuran como investigadas 55 personas que traficaban en Gran Canaria, Tenerife, Lanzarote y la Palma, cabe destacar que una de las aprehensiones efectuadas por las fuerzas policiales se produjo en La Aldea de San Nicolás.

Como informó CANARIAS7 en su edición del domingo, los presuntos miembros de esta banda criminal utilizaban los muelles como método para introducir cocaína y hachís en las islas. De esa forma, estaban organizando la introducción de un alijo de hachís por el puerto de La Aldea de San Nicolás. El 8 de agosto de 2017, uno de los investigados salía a la mar a bordo de un barco de nombre Franco, para llevar a cabo en altamar una transacción de droga y alijarla luego en el muelle. Así, sobre las 4.15 horas del día 9 se vio acercarse al puerto dicha embarcación y, al mismo tiempo, se acercó al mismo un camión frigorífico. En el barco se encontraban cuatro personas mientras otras dos esperaban en el muelle. Una vez atracaron, empezaron a desembarcar paquetes e introducirlos en el camión.

Según el auto judicial dictado por la magistrada instructora Cristina Calviño Ramón, «toda vez que se presumía que dichos paquetes podrían tratarse de fardos»», procedió la unidad policial a entrar al muelle para «identificar a los allí presentes».

Al primero que se detuvo fue a uno que se encontraba subiendo las escaleras del muelle intentando atar un cabo del barco, mientras que el resto fue cayendo poco a poco a manos de las fuerzas policiales. Uno de ellos salió corriendo y, tras una persecución por todo el muelle y rompeolas, se tiró al agua ocultándose por una zona de difícil acceso, siendo imposible llevar a cabo su detención.

Como consecuencia de la referida intervención, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado incautaron 22 fardos que contenían 623,22 kilogramos de hachís con un valor en el mercado superior a los tres millones y medio de euros. Parte de la mercancía ya había sido introducida por los detenidos en el camión que tenía las placas de matrícula tapadas con toallas, mientras que otro fardo fue localizado a pie de muelle y otros tres aún en el interior la propia embarcación.

Hay que recordar que estos 55 procesados conforman una extensa red que se dedicaba al narcotráfico, el blanqueo de capitales, la extorsión o el uso de armas de fuego. Operaban, según esta investigación, en Gran Canaria, Lanzarote, Tenerife y La Palma y mercadeaban preferentemente con grandes cantidades de cocaína y hachís que importaban y movían entre islas vía marítima. Se da la circunstancia que, entre los procesados, se encuentra un Policía Nacional que presuntamente daba información confidencial de las investigaciones a los narcotraficantes.

110 kilos de coca en la terminal de Opcsa.

‘Gancho ciego’.

Uno de los procesados formaba parte de un entramado criminal dedicado a la introducción cocaína en contenedores procedentes de Sudamérica a través del llamado gancho ciego y su posterior distribución por el archipiélago. El mismo contaba con estibadores de la Opcsa para que extrajeran la droga del muelle. Fruto de la investigación, los agentes detectaron que el 21 de marzo, el cabecilla recibía una información que detallaba los datos de un contenedor mediante fotografías del mismo, su número, cómo venía oculta la droga, etcétera. Posteriormente, el fin de semana del 24 y 25 de marzo de 2018 consiguieron el dato de que iba a llegar a La Luz dicho contenedor con coca escondida entre de sacos de azúcar y que estaban marcados con una X.

Aprehensión.

Finalmente, el 30 de marzo intervinieron el contenedor e incautaron 110 paquetes de cocaína en la terminal de Opcsa del Puerto de La Luz y de Las Palmas, procedentes de Santos (Brasil). Los 110 paquetes intervenidos ascendían a un total de 110,30 kilos de cocaína con una pureza del 96,44%, con un valor en el mercado ilícito de 3.774.400 millones de euros.

Por el Castillo del Romeral.

En otra de las operaciones, se determinó que varios miembros de la organización planificaban traer hachís por el Castillo del Romeral. Usaron un pesquero el 26 de diciembre de 2017 que contactó con miembros de una organización marroquí y cargaron el alijo en alta mar. La mañana del día siguiente, el barco atracó en el puerto pero no descargaron la droga y esperaron hasta las 3.00 de la madrugada para hacerlo. Los tres tripulantes se acercaron al barco con la intención de descargar, siendo detenidos. Tenían 29 fardos de cannabis con un peso de 859,68 kilos y un valor total de 1,4 millones de euros.