Urbanismo da vía libre al edificio de once plantas en Vergara

15/01/2020

El gobierno aprueba en comisión la reparcelación de varias fincas para construir 119 viviendas en Guanarteme. La oposición advierte de que el desvío del cauce del barranco no tenía licencia. Doreste niega que fuera necesario. Unos vecinos presentan alegaciones en contra de la actuación.

El gobierno municipal desoyó este martes la petición de la oposición para dejar sobre la mesa la propuesta de fijar un sistema de concierto para la ejecución de la actuación de dotación 9 y aprobó en solitario la remisión a pleno del proyecto de reparcelación que es necesario para levantar un edificio de once plantas y 119 viviendas que ya están a la venta. De hecho, se espera que su entrega se produzca a fines de 2023. Los grupos de la oposición preferían que la operación se pospusiera unos días hasta antes aclarar dudas, como las relativas a la obra de canalización del barranco de Guanarteme que se ha venido ejecutando desde verano sin licencia, según denunciaron los ediles Ángel Sabroso (PP), Beatriz Correas (Ciudadanos) y David Suárez (Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria).

«La obra del desvío del cauce del barranco fue un acuerdo verbal con la empresa y dudo mucho que esto no vaya a pasar factura después al Ayuntamiento, tanto en lo económico como en lo legal», aseguró Correas.

La empresa Almacenes Guanarteme -propietaria de la finca e impulsora de la actuación- remitió un escrito al Ayuntamiento en el que se pedía la aprobación del proyecto de reparcelación para no tener que parar los trabajos del barranco encargados a Acosta Matos, que también ejecutará la edificación.

«Esta parte viene ejecutando por cuenta ajena la canalización del nuevo cauce público que se incluye dentro de la actuación de dotación AD-09, autorizada en fecha 13.5.2019 (Resolución 22849/2019), la cual le correspondía ejecutar al Ayuntamiento, pero en virtud de compromiso entre las partes, estar parte asumió adelantar las mismas a la espera de dotación de presupuestaria de este Ayuntamiento para su reintegro», recoge el escrito.

Al respecto, el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, negó cualquier irregularidad. «Se trata de una cortina de humo que quiere levantar la oposición porque saben que al tratarse de una obra municipal no se necesita licencia, ni siquiera si la ejecuta un particular», expuso el edil.

Además, indicó que la obra se ajusta al planeamiento, fue solicitada por los vecinos en los presupuestos participativos y tiene la bendición del Consejo Insular de Aguas desde diciembre de 2016. El cambio del cauce del barranco se hace con la filosofía de lograr una infraestructura hídrica más recta con una tubería más ancha (4,5 metros por 2,5 metros frente a los 2,5 metros por 2,5 metros actuales) para mejorar la capacidad de encauzamiento de las escorrentías que vienen por el barranco. Así se reducirá la afección a La Cícer cuando hay lluvias torrenciales.

Doreste explicó que «el problema aquí surge cuando se hace el Plan General de Ordenación y se decide que la actuación sea privada y el desvío del cauce del barranco sea público». En su opinión, habría que preguntar a los gobiernos del Partido Popular «por qué los aprovechamientos se dejaban para la empresa privada y el resto de la actuación se dejaba como pública».

El edil aseguró que desconoce cuánto ha costado la obra del desvío del cauce del barranco de Guanarteme y si finalmente tendrá que abonarlo la ciudad. «En todo caso, será más barato que si lo hubiera hecho el Ayuntamiento porque los precios son distintos», añadió.

Falta de explicaciones

«Este grupo de gobierno parecía no saber que era obligación del Ayuntamiento ejecutar la obra del barranco», lamentó Sabroso, «deberían explicar por qué se opta por la solución adoptada o por qué la localización de las dotaciones».

La actuación de dotación es un instrumento de ordenación que permite el crecimiento en altura a cambio de la cesión de suelo público. En el caso de la AD-09, se agrupan seis fincas para conseguir una parcela de 1.110,72 metros cuadrados sobre los que se levantará el edificio, que solo tendrá once plantas en su parte central; otra de 492,19 metros cuadrados, de titularidad también privada, para construir un aparcamiento subterráneo, pero dejando la superficie como espacio libre; y otra de 470,36 metros cuadrados de titularidad pública, también para espacio libre, y bajo la que se encuentra la nueva tubería del barranco de Guanarteme, que se desvía 15 metros del cauce natural.

El edificio que se levanta tendrá forma irregular, con fachadas hacia Castillejos, una parte de Almansa, los nuevos espacios libres y una parte de Vergara. El planeamiento determina que la altura del bloque de viviendas no exceda de los cinco pisos hacia Vergara y los ocho hacia Castillejos. El inmueble tendrá una fachada porticada en la cara que da a los nuevos espacios libres.

Doreste considera que las compensaciones que percibe la ciudad por este tipo de actuaciones no son del todo satisfactorias en materia de cesión de suelo. «Nosotros habríamos hecho otra cosa pero ahora no podemos cambiar las reglas de juego», aseveró.

Por su parte, David Suárez denunció que «el concejal de Urbanismo ha querido ocultar esta actuación y por eso no lleva a los técnicos a la comisión».

Sin embargo, Doreste respondió que como era un asunto que venía del Plan General de Ordenación del 2012 ya no requería mayores explicaciones. «Que se lean el expediente, ahí está todo», recomendó a la oposición.

Alegaciones

La ordenación propuesta -y contenida en el Plan General de Ordenación- recibió a principios de septiembre una alegación del propietario de una vivienda de la calle Almansa por la afección a las luces y vistas de su inmueble como consecuencia de la construcción del nuevo edificio de viviendas.

El pasado 3 de diciembre, el servicio de Urbanismo emitió un informe que desestimaba esta alegación por entender que «el modelo procesal oportuno para impugnar esta actuación de dotación AD-09 fue cuando el Plan General de Ordenación Urbana de 2012 salió a información pública, momento en el que pudo haber alegado el daño que se le ocasionaba (...) y no ahora en este momento, que es cuando se está llevando a cabo la ejecución».

El edil de Urbanismo aconsejó al alegante que negocie con la promotora este asunto porque el Ayuntamiento no puede hacer nada al respecto.

El espacio libre que se gana con ésta y otras actuaciones de dotación formará parte de un bulevar peatonal que conectará el paseo de Las Canteras con Mesa y López.

  • 1

    ¿Deben estar en el escenario todas las candidatas a Reina del Carnaval cuando se dé a conocer la ganadora del concurso en Las Palmas de Gran Canaria?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados