Un pleno rocambolesco aprueba el presupuesto municipal de 2019

05/02/2019

El Ayuntamiento no convocó la sesión hasta minutos antes de celebrarla y tras dos comisiones urgentes. Querían que lo defendiera el coordinador de Hacienda antes de que dejara su puesto.

El cese voluntario del coordinador de Hacienda, David Gómez, precipitó los plazos. Como el grupo de gobierno quería que éste defendiese los presupuestos, el presupuesto municipal -el documento más importante de cuantos elabora una corporación- fue aprobado ayer a trompicones. Primero se celebraron dos comisiones extraordinarias y urgentes en las Casas Consistoriales para cubrir todos los trámites legales; y luego hubo que esperar casi una hora para poder redactar la convocatoria del pleno y celebrar una Junta de Gobierno de la Ciudad que aprobara el cese de Gómez.

De hecho, a las 12.56 horas, la secretaria municipal preguntaba a los grupos, ya presentes en el Salón Dorado, si habían recibido la convocatoria del pleno, una formalidad que en condiciones normales se realiza con dos días hábiles de antelación. Y un minuto más tarde entraba el alcalde, Augusto Hidalgo, para presidir la sesión.

El motivo de las prisas está en la despedida de Gómez, que se hizo efectiva ayer y que es ya el cuarto responsable de Hacienda que deja su cargo. Así consta en la motiva de la urgencia de la Junta de Gobierno de la Ciudad, donde se aclara que «se precisa la intervención» de David Gómez «para la defensa de los presupuestos», algo que no podría haberse producido hoy porque la solicitud de renuncia, presentada el pasado viernes, se hacía efectiva ayer.

De esta manera se aprobaba un presupuesto histórico por el nivel de ingresos, que rondan los 500 millones de euros, y que solo recibió el respaldo de los concejales del grupo de gobierno tras rechazar todas las enmiendas parciales y totales de las tres formaciones de la oposición.

David Gómez presentó las cuentas como «las más expansivas de la historia», en las que destacan el aumento de los gastos de Personal (de 122 a 126 millones de euros); el esfuerzo en Vivienda (de 12 a 21 millones de euros) por los planes de reposición de Tamaraceite y Las Rehoyas; el reforzamiento de Limpieza (de 45,8 millones a 50 millones); o la apuesta por Participación Ciudadana (de 1,9 millones a tres millones de euros).

En cuanto a los ingresos, el aumento hasta los casi 408 millones euros los explica por el crecimiento de la actividad económica de la ciudad -como el alcalde con los atascos- y la subida de las transferencias de capital.

Para la oposición, el panorama que pintan los presupuestos es muy distinto. El portavoz del PP, Ángel Sabroso, aseguró que se trata de «unas cuentas irreales, de clichés publicitarios» porque los incrementos presupuestarios en las partidas del gasto social y de las inversiones «se quedan sin ejecutar». En su opinión, con el nivel de ingresos actual, el Ayuntamiento tiene margen para bajar el IBI a los ciudadanos, así como para anular las tasas de apertura y las que se cobran por examinarse en las oposiciones municipales.

La oposición reclama una reducción de impuestos pero esto obligaría a recortar gastos

También los otros partidos de la oposición reclamaron que había espacio para una bajada de impuestos, a lo que Gómez respondió que de hacerlo, habría que reducir en la misma cantidad el nivel de gastos.

La portavoz de Ciudadanos, Beatriz Correas, respondió que esta reducción de gasto no comprometería ninguna partida porque el año pasado «dejaron sin ejecutar catorce millones de euros de los créditos iniciales», con lo cual, el Ayuntamiento podría afrontar un descenso de nueve millones de euros de ingresos sin dañar ninguna política de gasto. «Existe un amplio colchón para reducir las tasas e impuestos», aseguró la concejala, quien anunció que su formación denunció la vulneración de sus derechos en la junta de gobierno del distrito del Cono Sur por no permitir que se votara su enmienda al presupuesto.

Por su parte, la portavoz de Unidos por Gran Canaria, Ángeles Batista, calificó de «vergonzoso» el hecho de que el Ayuntamiento presentara un nivel de ejecución «tan bajo», en torno a un 48%, «en una ciudad con tantas necesidades». También incidió en el corte «publicista» que tienen las cuentas ya que «no dan ni un paso si no es para la vanagloria de este grupo de gobierno».

El alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, solo participó al final del debate plenario, cuando su intervención ya no admitía réplicas de la oposición, para presentar los logros de los últimos cuatro años. Así, resaltó que el balance de este mandato es que se han consignado 120 millones de euros de más de gastos, que estamos en «la ciudad más solvente» de las grandes capitales españoles y con una de las inversiones per cápita más altas del país, así como con la disminución del número de parados en más de 10.000 personas.

  • 1

    ¿Debe multarse a las personas que dan de comer a las palomas en las plazas?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados