Más de 4.200 firmas respaldan el mantenimiento de la EMEM

07/04/2020

La sociedad civil empieza a movilizarse y lanza una campaña de apoyo del profesorado despedido en Change.org. El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se despreocupa de los despidos y obvia las peticiones de explicaciones lanzadas por el comité de empresa.

Los profesores despedidos de la Escuela Municipal de Educación Musical (EMEM) de Las Palmas de Gran Canaria han recibido ya el apoyo de más de más de 4.200 personas, que respaldan la petición de mantener la formación vía telemática, como se venía haciendo desde que el Gobierno estatal decretó el estado de alarma como consecuencia de la crisis sanitaria que ha provocado la pandemia del Covid-19.

La EMEM es un servicio que presta el Ayuntamiento capitalino a través de la empresa Eulen, a la que se lo adjudicó en enero de 2017 por un importe de 3,56 millones de euros por un periodo de cuatro años.

Sin embargo, el pasado 27 de marzo, la empresa solicitó la suspensión del contrato en aplicación del real decreto que el Gobierno español impulsó para hacer frente al impacto económico y social del coronavirus.

Hasta la aprobación de su petición, la formación se venía prestando de manera telemática a buena parte de los 1.600 alumnos que tiene la escuela municipal de música.

Sin embargo, la suspensión del contrato interrumpió estas actividades formativas y dejó en la calle al personal que hacía posible su prestación.

«La EMEM funcionaba online en estos momentos con gran aceptación por parte de los alumnos y alumnas del centro», exponen los trabajadores en un escrito que fue difundido el pasado fin de semana, «denunciamos la falta de capacidad y el desinterés del Ayuntamiento y la avaricia empresarial». Denuncian en este comunicado el despido de los 36 trabajadores laborales fijos discontinuos, argumentando la finalización del servicio como si fuera la conclusión del curso a 30 de junio.

«La decisión de dejar sin trabajo al personal docente y no docente ha dejado a unas 1.600 familias sin la posibilidad de entrar a sus hogares a través de clases online, lo que es una gran ayuda y estímulo para soportar mejor el confinamiento que toda la ciudadanía está viviendo», prosigue el texto.

El profesorado ya ha anunciado que está estudiando «emprender las acciones que sean necesarias para la defensa de nuestros derechos» ante «esta decisión de la empresa, secundada por el Ayuntamiento».

Este periódico intentó conocer la versión del Consistorio capitalino pero, como viene siendo habitual cada vez que hay un problema con el servicio que una empresa concesionaria presta a la ciudadanía, el grupo de gobierno prefirió dar la callada por respuesta.

Ante esta pasividad, la sociedad civil ha empezado a movilizarse a través de la red Change.org con una petición de apoyo al profesorado despedido que han respaldado más de 4.200 personas.

También el Conservatorio Superior de Música de Canarias, a través de su perfil de Facebook, mostró el apoyo del equipo directivo al profesorado de la EMEM. «Esperamos que esta situación pueda ser reconsiderada por sus responsables y que Las Palmas de Gran Canaria, una de las ciudades con mayor actividad cultural y musical de nuestro país, siga permitiendo a sus ciudadanos este derecho básico que es la educación y esta necesidad humana que es la música», exponen, «es una absoluta fractura a la magnífica labor que ha venido desarrollando la EMEM».

Ciudadanos pide al Ayuntamiento que cubra las nóminas de los despedidos hasta junio

Los grupos municipales del Partido Popular y Ciudadanos reclamaron este lunes la reactivación de la formación telemática de la Escuela Municipal de Educación Musical (EMEM) y responsabilizaron al alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, de haber permitido los despidos de los trabajadores.

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Pepa Luzardo, registró una batería de preguntas así como una solicitud de acceso al expediente completo relativo al cese forzoso de actividad de la escuela. «Queremos consultar el expediente completo para saber desde cuándo sabía Hidalgo que estos despidos se iban a producir, por qué se autorizaron en su caso y si se hizo a sabiendas de que la prestación del servicio de la EMEM incluye por obligación la subrogación del personal», explicó la edila.

«Queremos saber qué decisiones va a adoptar el Ayuntamiento para restablecer la prestación del servicio aunque sea de manera online hasta el levantamiento de la situación de alarma», lo que no de hacerse «volvería a poner de manifiesto las maneras de un gobierno que ni es social ni está de verdad comprometido con todo aquello que pregona en sus soflamas publicitarias», se planteó Luzardo.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos en el Consistorio capitalino, Beatriz Correas, rechazó «tajantemente» la interrupción del contrato de estos trabajadores efectuado, con fecha 1 de abril, por la empresa Eulen, al considerar que «ha llevado al paro a 36 trabajadores de la EMEM con escasa posibilidad de cobrar el subsidio de desempleo al no haber cotizado el tiempo mínimo de nueve meses que estipula la ley».

Por ello, Correas urgió al grupo de gobierno municipal a «reunirse cuanto antes con el comité de empresa que representa a estos profesionales de la música», a fin de «darle una salida a esta grave situación».

Una de las medidas planteada por el grupo municipal de Ciudadanos es que «el Ayuntamiento capitalino abone las nóminas de los meses de abril, mayo y junio, que es el periodo que les resta para tener derecho a cobrar el paro».