Más cerca de la exhumación en Vegueta

28/12/2018

Los trabajos de excavación en el histórico cementerio de la capital muestran restos en buen estado por lo que permiten seguir la pista de Juan Santana y Francisco González, represaliados por el franquismo que se cree se encuentran en esa fosa común. Tras los trabajos se procederá a valorar los indicios para buscar más.

El justo reconocimiento a la memoria del último alcalde republicano del extinto municipio de San Lorenzo, Juan Santana Vega, y del sindicalista Francisco González, vidas sesgadas por el franquismo el 29 de marzo de 1937, podría estar al caer. Los trabajos de excavación realizados en la fosa dos del cuartel seis del Cementerio de Vegueta muestra restos en buen estado, probablemente de la década de 1950, que permiten ser optimistas y acercan la posibilidad de una exhumación de la fosa.

Esta reivindicación histórica se ha llevado a cabo con fondos del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y el Cabildo de Gran Canaria, y con el trabajo también de Tibicena Arqueología y Patrimonio. Xavier Velasco, inspector de Arqueología del Cabildo, fue el encargado de detallar los pasos de la excavación. «Estos trabajos querían determinar si se conservaban las fosas comunes con restos humanos en buen estado de conservación, para planificar la exhumación en el caso de contar con las suficientes evidencias. Se conserva el entramado regular de las fosas comunes que aquí estaban. Sabemos que los últimos enterramientos que se dieron en esta zona fueron sobre 1955. Los resultados ponen también de manifiesto que los restos humanos están en muy buena conservación, con lo que es una garantía de que en el caso de que aparezcan las personas fusiladas seamos capaces de hacer una reconstrucción forense de las causas de la muerte; habría que identificar heridas de bala y extraer ADN para una evaluación. Ese es el propósito perseguido por esta excavación», manifestó.

Más cerca de la exhumación en Vegueta

Hay registros escritos en los que constan cerca de 200 enterramientos entre 1907 y 1955 en la fosa dos del cuartel seis. Los restos que han quedado a la luz corresponden a un adulto y a un menor, pero no hay ninguna evidencia que permita esclarecer sus identidades. Según Velasco, hay razones para el optimismo para seguir trabajando en estas fosas de dos por dos de ancho y tres metros de alto. «Teníamos datos que hablaban de que estos cuarteles del cementerio se habían vaciado en los años ochenta, pero hemos visto que no. Y que la conservación de la fosa nos permite afrontar con garantías los posibles trabajos de exhumación a realizar», indicó.

Eso sí, Velasco quiso recalcar que los datos presentados se circunscriben «a un simple sondeo para ver si había restos y sus grados de conservación. No se ha exhumado nada porque se requieren otros requisitos legales y de autorizaciones. Ahora se trata de cruzar datos y ver si con los indicios que tenemos disfrutamos de las evidencias para exhumar».

Más cerca de la exhumación en Vegueta

Francisco González, nieto del sindicalista al que se busca en la fosa común, indicó que «en mi familia estamos muy emocionados porque se esté más cerca de la posibilidad de exhumar. No solo por Juan Santana Vega ni por mi abuelo, por todos los que están aquí. Esto ha sido una lucha de más de 20 años en las que hemos llegado a instituciones públicas y que se nos mirara mal por querer justicia, dignidad y memoria. Juan José Cardona, cuando era alcalde me dijo que estábamos queriendo fomentar el odio y yo le dije que lo fomentaba él, porque nosotros simplemente queremos enterrar dignamente a nuestros familiares», manifestó.

González quiso hacer extenso el emotivo discurso que maneja a la memoria de sus familiares más próximos ya desaparecidos. «Esto es un avance muy importante. Mi padre ha luchado toda la vida por conseguir exhumar los restos de su padre. Y falleció el 10 de octubre y no pudo ver este sondeo. Me hubiera gustado que estuviera aquí, pero continuamos sus descendientes reivindicando justicia y dignidad».