Unas ochenta personas se presentan a la prueba de selección de figurantes y bailarines para las galas de las carnestolendas

Los sesenta aprendices de brujo

14/01/2018

El invierno trae por igual las ateridas mañanas y el ansia de carnaval. Dos tendencias antitéticas que ayer midieron sus fuerzas en el polideportivo Jardín de Infancia de La Isleta. Al final, el frío se rindió a las ganas de fiesta de las 86 personas que se presentaron como figurantes de las galas. Sesenta fueron los escogidos.

Son los aprendices de brujo. Un total de sesenta personas fueron escogidas este sábado de las ochenta que se presentaron al castin de figurantes y bailarines voluntarios para participar en las distintas galas del carnaval de la capital grancanaria, que este año se dedica a la magia y las criaturas fantásticas.

En la cuna de mascaritas, en el corazón de La Isleta, el polideportivo Jardín de Infancia congregó las dos pasiones de este pueblo: el fútbol y el carnaval. Mientras los pequeños corrían la banda, en el gimnasio de lo que en La Isleta se conoce como la piscina, bailaban personajes como los mayordomos y otros que representaban un lago.

El director artístico del carnaval, Israel Reyes, explicó que los seleccionados se unirán a los catorce bailarines profesionales contratados y los acróbatas que participarán en las diferentes galas.

El hecho de que este año el carnaval se haya adelantado tanto se ha dejado notar en la afluencia de aspirantes -el año pasado se presentaron cien personas más a esta prueba-, pero en esta ocasión se pudo apreciar un perfil más profesional.

En todo caso, Reyes resaltó la importancia de la participación. «Aparte de los que vienen a bailar, también muchos quieren participar como figurantes porque quieren disfrutar de la fiesta desde dentro».

De las ganas de fiesta da fe la concejala Inmaculada Medina, quien recordó el alto número de candidatas a reina -doce- y de drag queen -35- que quieren buscar un pase a la final que se celebrará el 12 de febrero.