Los alumnos piden al Consistorio que se haga cargo de la EMEM

09/04/2020

La asociación de estudiantes y los profesores de la escuela de música critican al tripartito por declarar estos días su apoyo a la actividad musical y no hacer nada por mantener la formación.

La asociación de alumnos y alumnas de la Escuela Municipal de Educación Musical (EMEM) ha solicitado al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria que asuma la gestión de la EMEM «ante la incapacidad de la empresa Eulen para seguir» con la formación del alumnado. «Creemos que desde alguna Sociedad Pública del Consistorio se podría gestionar temporalmente la escuela ya que se mantienen las partidas presupuestarias destinadas a la misma», apuntan en un comunicado.

La EMEM es un servicio que el Ayuntamiento adjudicó a Eulen a principios de 2017 por un importe de 3,56 millones de euros y por un periodo de cuatro años. Con la crisis del coronavirus, el 27 de marzo la empresa solicitó la suspensión del contrato, lo que dejó a los alumnos sin la posibilidad de continuar con su formación telemática y al profesorado y buena parte de los trabajadores en situación de desempleo.

El alumnado considera «incomprensible que el Consistorio haya aceptado la suspensión del servicio por ser imposible la ejecución, asumiendo el pago a la empresa de una indemnización por daños y perjuicios». E insiste en mostrar su disconformidad «por la drástica decisión tomada por la empresa Eulen con el consentimiento del Ayuntamiento».

Lo irónico del caso es que aunque el grupo municipal de gobierno no se ha puesto en contacto con los trabajadores despedidos para explicarles su postura y por qué accedió a suspender el servicio, el Ayuntamiento ha enviado un comunicado en el que asegura que «traslada su apoyo al sector de la industria musical en Canarias». De hecho, en esa nota de prensa se hace referencia a unas declaraciones que afirman lo siguiente: «Entendemos que se debe garantizar el acceso a los bienes culturales en condiciones de igualdad».

«¿Y nosotros qué somos?», se preguntaba la portavoz de los profesores despedidos, Gemma Domínguez.

Desde el comité de empresa también se criticó un mensaje lanzado por el alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, en Twitter, en el que informa de la continuidad del programa Musicando con conciertos que pueden seguirse a través de la página de Facebook MusicandoLPGC.

«El alcalde presume en sus redes de promocionar conciertos de intérpretes online desde sus domicilios cuando eliminó las clases online de 1.600 personas -los alumnos de la EMEM- y mandó al paro a la mayoría de los trabajadores de la escuela», denunció la presidenta del comité de empresa.

En este sentido, la asociación de alumnos y alumnas de la escuela municipal de música apunta también la contradicción que supone que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria esté fomentando el teletrabajo entre los trabajadores municipales «y no se lo permita a una empresa concesionaria».