La MetroGuagua avanza hacia Vegueta con su disputa al coche

09/08/2018

El Ayuntamiento licita el segundo tramo de la MetroGuagua, entre la calle Villa de Zarauz y el cementerio de Vegueta. El importe de salida de la obra es de 3,5 millones de euros.

La obra conllevará importantes cambios en la circulación respecto a la situación actual. Si siguiéramos el trayecto desde el Paseo de San José, el primer cambio notable que se apreciaría es que los conductores ya no podrán subir por Villa de Zarauz desde la rotonda del Hospital Insular. En estos momentos, ahí hay tres carriles, dos de bajada y uno de subida, y con la nueva configuración la MetroGuagua conquistará dos de los tres carriles. De este modo, el transporte público se garantiza los dos sentidos en la zona más próxima al instituto Islas Canarias; y para el coche solo quedará un carril en sentido bajada, el más pegado al hospital.

Esta nueva configuración obligará a desplazar la parada de taxis que existe en esta calle, si bien el pliego del proyecto no especifica a dónde. Además, se hacen las aceras más amplias.

Desde la rotonda del Insular ya no se podrá subir hacia el Paseo de San José

El siguiente cambio importante es el de la rotonda del hospital, cuyo tamaño se reduce para permitir que los dos carriles guagua que irán por la calle Alicante conecten con Villa de Zarauz sin entrar en la glorieta. Y para ello habría que retranquear también el muro del IES Islas Canarias. Además, se habilitaría un itinerario peatonal hasta el hospital.

El recorrido sigue entonces por la calle Alicante, donde la ampliación de la plataforma a costa del jardín existente en el lado naciente -hasta la Guardia Civil- permitirá obtener el espacio para habilitar cuatro carriles: los dos de la MetroGuagua, que irán por el lado tierra; y dos -uno por sentido- en el lado mar. Esto conllevaría la eliminación de aparcamientos en línea a ambos lados de la calle.

Una vez que se llega a la rotonda de la calle Tarragona, los dos carriles de la MetroGuagua que van por el lateral se desplazan al centro, lo que obliga a atravesar la glorieta. En cambio, los coches se quedan por los laterales, flanqueando a las nuevas guaguas. En este tramo sí se mantienen los aparcamientos existentes, salvo donde se instalen las paradas.

El recorrido se mantiene invariable, cruzando por el centro la glorieta que está sobre el túnel de San José, y así sigue hasta la rotonda de Benalmádena, entre el cementerio de Vegueta y la Ciudad de la Justicia. Este nudo se remite a otro proyecto, con lo que de momento este enlace permanece invariable.

Sin embargo, el proyecto se mantiene a partir de esta rotonda con un nuevo cambio respecto al trayecto dibujado hasta el momento: los carriles de la MetroGuagua vuelven a situarse en los laterales de la plataforma, mientras que el tráfico privado se mantendrá con dos carriles -uno por sentido- en la parte central de la calle.

En cuanto a las paradas, se contemplan tres ubicaciones: junto al IES Islas Canarias, frente al hospital; en la calle Alicante, entre Tarragona y León; y en la avenida Eufemiano Jurado, entre el cementerio de Las Palmas y los nuevos juzgados. En este caso se especifica que «una de ellas irá sobre la acera de los nuevos juzgados, de la que se demolerá un metro de ancho para ganar espacio para los carriles de tráfico, y la otra sobre la mediana existente». En este caso también se trasladará la parada de taxis a la mediana, «en extensión a la parada de MetroGuagua en sentido norte».

La licitación de este tramo, anunciado ya en las publicaciones oficiales de la Unión Europea, es la continuación del que en estos momentos se encuentra paralizado desde junio, el del paseo Blas Cabrera Felipe.