La calle Gran Canaria, de doble sentido

21/05/2020

La salida de la zona Puerto se enfrenta a un nuevo reto de cara a la movilidad. El Consistorio ha accedido a una petición empresarial para que desde Eduardo Benot se pueda girar a la izquierda y entrar, de este modo, en Albareda, sin tener que llegar casi al castillo de La Luz para hacerlo.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha decidido convertir la calle Gran Canaria en una vía de doble sentido, de tal forma que desde que se aplique esta medida, los conductores que circulen por la calle Eduardo Benot podrán acceder a la calle Albareda sin necesidad de tener que cambiar de sentido cerca del castillo de La Luz.

El concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez, firmó el pasado jueves una resolución para permitir los dos sentidos de circulación en la calle Gran Canaria, accediendo de este modo a la petición hecha en julio de 2018 por los gestores del aparcamiento Albareda Canteras.

El explotador del estacionamiento solicitó el cambio ya que «debido a las remodelaciones de tráfico realizadas por este Ayuntamiento con la peatonalización de la calle Tenerife y modificación de sentido de la calle López Socas, se obliga a los usuarios conductores a una prolongación en el tiempo y en la distancia para acceder al mismo».

El Consistorio autorizó el cambio de sentido de un carril de la calle Gran Canaria en abril de 2019, pero en aquel momento se pensó que la mejor opción era hacer una calle a la inglesa, como la de Pilarillo Seco, donde se circularía por la parte izquierda de la calzada.

Todo estaba condicionado por la propuesta de implantación de un carril bici en la calle Albareda. Sin embargo, su exclusión del tramo de la red ciclista entre Triana y Belén María, así como al hecho de que se revisaran mejor los giros desde Albareda a Gran Canaria, se ha optado por fijar una nueva ordenación de la intersección.

«Se comprueba que los giros a la izquierda desde Albareda a la calle Gran Canaria conllevan una ocupación del carril contrario en el planteamiento de doble sentido con solución a la inglesa», recoge el informe técnico, «si la solución se plantea de forma ordinaria (doble sentido ordinario, no a la inglesa), el radio de giro es más amplio, aunque es necesario ampliar la semaforización existente en la calle Gran Canaria, tanto en su lado con Eduardo Benot como en su extremo con Albareda para el correcto funcionamiento de la intersección».

Además, se detectaron también problemas de giro desde Eduardo Benot en el giro inglés.

Por este motivo, el concejal emite ahora una nueva resolución que deja sin efecto la que ordenaba la calle Gran Canaria en el sentido inglés, dictada en abril de 2019, y plantea el doble sentido de circulación tradicional.

En la nueva regulación, por tanto, se autoriza «la modificación de la señalización en la calle Gran Canaria, permitiendo los dos sentidos de circulación, manteniendo el tráfico proveniente de la calle Eduardo Benot y la calle Albareda por su lado derecho, según el sentido de la circulación, y proceder a la semaforización de la intersección de la calle Gran Canaria con la calle Albareda, con el fin de regular el tráfico de vehículos y peatones».

El concejal de Movilidad explicó que «es una petición que nos llevan haciendo tanto la asociación Puerto-Canteras como muchos colectivos vecinales de la zona, que entendían que la calle tenía ancho suficiente como para no tener que ir casi hasta el castillo de La Luz para dar la vuelta».

La calle Gran Canaria es una vía básica para descargar la zona Puerto en su conexión con la avenida marítima, con lo que hay que ver cómo funcionará el entorno cuando se colapse el tráfico de salida de La Isleta, algo que se produce con frecuencia.

Una vez que se publique el proyecto en el Boletín Oficial de Canarias, se abrirá un periodo de alegaciones. Y solo cuando se supere, se llevará a cabo la modificación.