«Esto es imposible que esté el lunes»

22/11/2019

Los retrasos en Mesa y López han acabado con la paciencia de empresarios como Marc Llobet, que apoyaba el proyecto. «Nos dijeron que duraría una campaña de Navidad y estamos entrando en la segunda», lamenta. Duda que acabe el día 25.

El apoyo inicial que Marc Llobet mostró a un proyecto que, asegura, respondía al plan director que la asociación de empresarios de Mesa y López defendía para impulsar la zona comercial se ha visto diluido a golpe de retraso. «Esto pone de manifiesto la ineptitud de nuestro Ayuntamiento y sobre todo de la Concejalía de Urbanismo», dice sobre los trabajos de implantación de la MetroGuagua que desarrolla la empresa Tecyr en la zona comercial y que debían haber concluido en el mes de marzo.

«Primero nos dijeron que serían once meses y una campaña de Navidad», lamenta quien sabe la importancia que tiene para el comercio las fiestas que ya asoman en el calendario pues para la gran mayoría suponen salvar el año. «Prometieron que solo sería una campaña de Navidad y que todo se preveía para que durante la misma las maquinas grandes no estuviesen, y ahora nos encontramos que estamos entrando en la segunda», insiste.

Además, «el viernes que viene es el Black Friday y mira cómo está esto», comenta al tiempo que observa los trabajos que se desarrollan a las puertas de su negocio, que se ubica en el tramo de vía que discurre entre General Vives y Galicia.

«Esto ha sido una sucesión de infortunios que la final reflejan la mediocridad en la gestión», indica. Añade que «toda esta gente que está aquí trabajando no tiene conciencia de en dónde lo hace». Además, considera que «Geursa no está acostumbrada a peatonalizar una zona comercial» y aunque reconoce que mantuvieron «reuniones al principio» en las que se les consultó «sobre lo que era importante para nosotros», no se les dio «pie a influir un poco en el proyecto».

Así las cosas, no duda en señalar que se ha tenido «cero sensibilidad» y pone como ejemplo el que «un día nos encontramos con que la tienda apestaba a alcantarilla, llamamos al Ayuntamiento, y era que se habían dejado una alcantarilla abierta».

Relata también una ocasión en la que «se pusieron a descargar con una grúa escombros en un camión, sin mojarlos, y una nube de polvo entró en la tienda y la gente que pasaba caminando tubo que taparse», o «las inundaciones que ha habido en locales». A todo esto, señala, se suman «los retrasos» en la ejecución, que «ha sido lo peor».

Reconoce que «yo no sé de obras y ellos no tienen que saber de comercio ni de la importancia del flujo de gente», pero lo cierto es que su negocio se ha resentido por una actuación que denuncia «estuvo seis meses sin que nadie moviera ni una piedra».

Tras varias prórrogas el Ayuntamiento ha anunciado que el compromiso de la adjudicataria es concluir los trabajos el próximo lunes día 25, algo que este empresario ve poco probable. «Dicen que van a acabar esto el lunes, menos la entrada al bingo (Victoria). Pero, ¿cómo van a acabar el lunes si esto no está ni picado? Esto es imposible que esté el lunes», apunta mientras señala la entrada a su negocio, en la que aún luce el pavimento que tenía la vía comercial antes de la intervención.

En cuanto a la repercusión que estos trabajos han tenido en su facturación, dice que es complicado cuantificarlo pero sí maneja un dato significativo y es el de la clientela que ha perdido desde que comenzaron. «Nos han entrado 7.000 personas menos en la tienda», confirma.

«No puedes hacer una obra sin sufrir», asume, pero no contaba con que se alargara tanto. «Nos están ahogando», alerta.

Además, explica que tenía previsto abrir otra tienda en esta calle pero paró esa inversión al ver lo que se dilataba la obra, «porque los propietarios no bajan las rentas» y ya antes de este proyecto «estábamos en una situación crítica» en una zona «donde los empresarios ya estaban sufriendo mucho y teníamos locales cerrados».

Confiesa que él es «un afortunado» respecto a otros empresarios porque «tengo tiendas en Triana». Pero es cierto que en la de Mesa y López «tenía cuatro personas trabajando y ahora tengo tres» y ha tenido que descartar «dos contrataciones» más.

  • 1

    ¿Los desvíos de tráfico por El Sebadal y el Acuario acabarán con los atascos en la salida del Puerto de La Luz?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados