El retraso de Mesa y López causa pérdidas del 20% a las empresas

14/08/2019

Los empresarios están pendientes de una reunión que tendrá lugar en septiembre «para que expliquen las causas del retraso» y solicitar algún tipo de compensación por la merma de ingresos

El retraso en la obra de la implantación de la MetroGuagua de Mesa y López está pasando facturas a las empresas de esta importante arteria comercial. Los cálculos que hacen los empresarios es que la prolongación de los trabajos les ha generado pérdidas que están en torno a un 20% de su facturación habitual.

La secretaria general de la Zona Comercial Mesa y López, Pepi Peinado, indicó que «en general, todas las obras repercuten en las ventas» y adelantó que durante el próximo mes de septiembre se celebrará una reunión con el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria «para que expliquen el retraso y si va a haber algún tipo de compensación para las pérdidas que están teniendo las empresas de la zona».

Uno de los empresarios que más crítico se ha mostrado es Manuel Padrón, del bingo Victoria. «El problema es que aquí no se mueve nada», indicó en referencia al ritmo de las obras que se están desarrollando en la avenida de Mesa y López.

«La gente ya no viene porque llegar hasta aquí es complicado y aparcar es un follón», prosiguió Padrón, «además en Néstor de La Torre los vecinos están enfadados por el tráfico y ya el otro día hubo una rotura que dejó peor las cosas».

La obra de Mesa y López fue adjudicada por la sociedad municipal de Gestión Urbanística (Geursa) a la empresa Tecyr a principios de abril de 2018. En principio, el plazo de ejecución de la obra era de once meses a partir de la firma del acta de replanteo. A principios de este año desde el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se dijo que las obras estarían finalizadas a finales de mayo, pero estas previsiones han cambiado.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, fijó ayer una nueva fecha de finalización de obra: fines de octubre y principios de noviembre. El edil justificó el retraso en la conclusión de los trabajos por los problemas que acumuló la empresa adjudicataria, primero con el suministro de material y luego con las dificultades que tuvo que afrontar la propia compañía para acometer tantas obras al mismo tiempo. Hay que recordar que a Tecyr no solo se le adjudicó la obra de la MetroGuagua en Mesa y López, sino también la pavimentación de la calle Galicia, entre Néstor de La Torre y Juan Manuel Durán, por casi 350.000 euros; el parque urbano de La Paterna, por 1,25 millones de euros; la pasarela Onda Atlántica, por 2,39 millones de euros; la peatonalización del entorno de La Cícer, por casi 700.000 euros; o el tramo de la implantación de la MetroGuagua entre Villa de Zarauz y Alicante, por 2,5 millones de euros.

A todo ello hay que añadir la obra de la peatonalización de Luis Morote, por algo más de 650.000 euros, obra que se le quitó de las manos a la empresa «porque la incapacidad para llevar a cabo tantas obras provocó incumplimientos reiterados», indicó Doreste.

De hecho, el edil indicó que desde que se le rescindió el contrato de Luis Morote, las obras del entorno de La Cícer y de Mesa y López han avanzado. Y negó que este último proyecto esté parado por falta de personal, como han denunciando los empresarios y, meses atrás, los propios vecinos de la zona.

Respecto a la posibilidad de recibir exenciones, Doreste aclaró que los empresarios pueden acogerse a una dispensa del Impuesto de Actividades Económicas, aunque dudó de que las pérdidas lleguen al 20%.