El parquin de San Bernardo necesita unos 800.000 euros más

12/12/2018

Sagulpa sacará a licitación la adquisición de las instalaciones de ventilación, protección contra incendios e iluminación del aparcamiento de San Bernardo por un importe de 887.036,4 euros. Con este dinero, el coste final de la obra se elevará de los 2,8 millones iniciales a los 4,4 millones

La obra del aparcamiento de San Bernardo requerirá de una inyección adicional de unos 800.000 euros para que se pueda acabar. La memoria económica de la Sociedad Municipal de Aparcamientos (Sagulpa) avanza que en 2019 se sacará a licitación «la adquisición de las instalaciones de ventilación forzada, de protección contra incendios y de electricidad e iluminación del aparcamiento, siendo el presupuesto estimado de 887.036,4 euros que serán financiados mediante la utilización de recursos propios».

Con ello, según la propia compañía, el coste final del aparcamiento se situará en unos 4,4 millones de euros, casi un 60% más de lo previsto inicialmente.

La reforma del edificio fue adjudicada a la empresa Oproler por 2,81 millones de euros, pero de esa cantidad se retiró el importe de los citados conceptos, por valor de los 800.000 euros, para poder iniciar un refuerzo de los pilares ante los graves daños estructurales hallados. Con ello, siempre según la empresa, la obra inicial se quedó en 2,01 millones de euros y el modificado que hubo que aprobar fue de 1,58 millones de euros, de tal modo que el proyecto en ejecución tenía un coste de 3,59 millones de euros. A esta cuantía se sumarán en 2019 los 800.000 euros, de tal modo que el coste final rondará, como mínimo, los 4,4 millones de euros.

El aparcamiento fue cerrado en abril de 2016 por el Ayuntamiento como consecuencia del estado ruinoso del inmueble. Unos días después, Sagulpa reclamó la cantidad de 2,3 millones de euros a la concesionaria del estacionamiento, Empark, sin incluir ni el lucro cesante ni los gastos del proyecto de reforma.

El alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, había dicho que se iba a reclamar el coste de la obra a la empresa que explotaba el aparcamiento, pero en noviembre de 2017 se llega a un acuerdo con ella. En virtud de este pacto, Empark se comprometía a pagar 1,15 millones de euros en concepto de indemnización por los daños, mientras que el Ayuntamiento asumía el coste del resto de la obra.

El tripartito rebajó sus expectativas a cambio de Empark desistiera en una reclamación que tenía contra la ciudad por el cobro del IBI y en base a un asesoramiento letrado externo que aconsejaba no entablar una batalla judicial imprevisible por el millón de euros restante. Esto fue criticado entonces por el Partido Popular, cuyo portavoz, Ángel Sabroso, denunció que la rebaja carecía de informes técnicos que la avalaran, así como por el hecho de que la decisión no estuviera avalada por los servicios de Patrimonio, Contratación, Intervención o Asesoría Jurídica.

Sin embargo, el deterioro del inmueble era superior a lo esperado, de modo que en julio de 2018 el proyecto original se encarece en 1,58 millones de euros.

De este modo, el dinero público financiaría 3,25 millones de euros de la obra, mientras que el resto lo aportaba Empark.

Pero es más, en el informe que justifica el modificado de la obra señala que el deterioro exigible al Ayuntamiento era de 328.000 euros, mientras que unos 750.000 euros eran responsabilidad de la Dirección del Catastro -con sede en Primero de Mayo- debido a la rotura de sus tuberías de aguas fecales.

El renovado aparcamiento de San Bernardo estará abierto de nuevo en torno a mayo del año que viene, más de tres años después de que fuera clausurado por el riesgo que representaba su uso por parte de los ciudadanos.

  • 1

    ¿Está de acuerdo con las subidas de sueldos que alcaldes y concejales aprueban en los nuevos ayuntamientos?

    Sí.
    No.
    Ns /Nc.
    Votar Ver Resultados