Asesoría Jurídica da vía libre al taller de megayates

16/11/2019

El procedimiento de la licencia del centro náutico de reparaciones previsto en El Refugio sigue adelante eludiendo el estudio de impacto que los técnicos del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria recomiendan en sus informes.

El procedimiento de la obtención de la licencia para la construcción de un taller de megayates en el muelle del Refugio por la empresa Rodritol continúa su camino. Un informe de la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria asegura que el gobierno local no está obligado a realizar la evaluación ambiental del proyecto, liberando así de una responsabilidad que quiso transferir sin éxito al Cabildo.

La construcción del centro náutico de reparaciones vive un nuevo capítulo, que entronca con las reivindicaciones de los vecinos que se niegan a que esa zona del istmo albergue la instalación. Tras el informe del área de Salud Pública del Gobierno de Canarias que desaconsejaba la construcción, el Ayuntamiento de la capital suspendió la tramitación de la licencia pidiendo al órgano ambiental del Cabildo de Gran Canaria el informe de impacto ambiental. El Cabildo devolvió la responsabilidad al Ayuntamiento, ya que este es el competente al tener su propio órgano. Sin embargo, ahí nace otro problema. La Comisión de Evaluación Ambiental de Planes creada por el tripartito años atrás puede entrar en los planes, pero no en los proyectos. Por lo tanto no tiene capacidad para absorber la situación del taller de megayates del Refugio. Ante esta situación, la corporación liberó la suspensión del trámite de la licencia.

Con ese escenario, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria solicitó un informe a su Asesoría Jurídica, que esta semana contestó diciendo que no era necesario someter el proyecto a la evaluación ambiental.

Los vecinos aseguran que irán a Fiscalía si la licencia sigue caminando

Esto choca directamente con varios informes de los técnicos de Urbanismo, que significaron en varios ocasiones que sí sería necesario realizar esa evaluación ambiental. Los profesionales del área indicaban que atendiendo a la Ley del Suelo aprobada por el Parlamento de Canarias en la pasada legislatura, y según la letra C del anexo de Evaluación Ambiental de Proyectos la situación hacía apropiado cuestionarse la elaboración de dichos informes.

Algo que según la Asesoría Jurídica no debe suceder por la forma de catalogar el proyecto.

Esto gana relieve de las 24 páginas del Área de Salud Pública del Gobierno de Canarias, que en el pasado mes de agosto planteaba la incompatibilidad de la instalación del taller de megayates con la zona escogida para ello.

Todo esto se puede retrotraer a un año atrás, cuando el la comisión de interpretación del propio Ayuntamiento ya había indicado que el proyecto debía someterse a la evaluación ambiental.

Judicialización.

La concesión de la licencia para el taller de megayates podría acabar en los tribunales. Esta semana, portavoces de las distintas asociaciones cívicas que demandan que se construya en otra zona del Puerto, en la que la exposición a productos contaminantes y el impacto visual en el frente marítimo se minimice, han avanzado que si el tema continúa caminando tomarán la resolución de poner en vía jurídica el asunto llevándolo hasta la Fiscalía.

Para ello aseguran que cuentan con gran cantidad de informes, pidiendo un respeto especial para el del Área de Salud Pública, que recogen que la instalación del centro de reparaciones en el Refugio debe ser detenido. Mientras tanto, tras el informe de Asesoría Jurídica, la licencia a Rodritol podría concederse en unas semanas.

  • 1

    ¿Los desvíos de tráfico por El Sebadal y el Acuario acabarán con los atascos en la salida del Puerto de La Luz?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados