30.000 euros por abandonar una mascota

05/12/2017

El Ayuntamiento presentó este lunes una nueva ordenanza de animales que duplicará el importe de las sanciones por el tratamiento inadecuado de las mascotas. En la capital grancanaria, el abandono de perros y gatos se castigará con multas de entre 2.001 euros y 30.000 euros. También se prohíben los circos con animales.

La nueva ordenanza de tenencia de animales duplicará la cuantía de las multas que en estos momentos se paga por conductas irresponsables e irrespetuosas con los animales de compañía. Así, las sanciones leves, como utilizar collares de ahorque, pinchos o eléctricos que resulten dañinos, o exhibir animales en los escaparates de los establecimientos de venta, pasan de la horquilla que va entre los 30,6 y los 150,25 euros a una nueva que se sitúa entre los 100 y los 300 euros.

En cuanto a las infracciones graves, sus responsables tendrán que afrontar el pago de entre 300 euros y 2.000 euros de multa frente a la horquilla de entre 150,26 euros y 1.500 euros que funciona en la actualidad. En esta categoría se incluyen la carencia de microchip, las deposiciones en la vía pública o la tenencia de animales en lugares donde no se garantice su bienestar o donde puedan suponer un peligro o una amenaza.

Por último, se califican como muy graves el maltrato, el abandono de animales o el adiestramiento para reforzar su agresividad. En estos casos, las sanciones establecidas (entre 1.500,01 euros y 15.025,30 euros) se elevan hasta un rango que va desde los 2.001 euros hasta los 30.000 euros.

La concejala de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Inmaculada Medina, explicó que la nueva normativa se basa en tres pilares: la protección animal, la tenencia responsable y la convivencia ciudadana.

La ordenanza también viene con otras novedades como la prohibición de acoger espectáculos circenses con animales en el término municipal capitalino, o la de vender perros y gatos que sean expuestos en escaparates, lo que obliga a las tiendas de animales a vender por catálogo o por internet.

Por primera vez se regula el atropello de mascotas para que no sean abandonadas en el lugar del accidente y se abre la puerta a que los animales de compañía puedan viajar con sus dueños en el transporte público. Así se garantizará en el caso de las mascotas más pequeñas, que puedan ser llevadas en sus transportines. En cuanto a los perros de tamaño medio, el Ayuntamiento negociará con la Autoridad Única del Transporte, Global y Guaguas Municipales el permiso de acceso. Los que mantendrán la entrada prohibida a las guaguas serán los animales potencialmente peligrosos.

En una ciudad cada vez con más animales de compañía, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria trata de fomentar la adopción y la tenencia responsable pues casa año se recogen de las calles unos 1.600 animales.

La concejala Inmaculada Medina, y la veterinaria Juana María Mangas. / <b>C7</b>
La concejala Inmaculada Medina, y la veterinaria Juana María Mangas. / C7

La concejala de Servicios Públicos, Inmaculada Medina, explicó que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria trabaja en la creación de un centro de estancia temporal de animales para acoger a las mascotas abandonadas. La edil reconoció que las jaulas que hoy funcionan como albergue de internamiento breve deben ser mejoradas. La opción que se está barajando es que el nuevo centro esté en Manuel Lois.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria está trabajando también en la creación de una nueva tasa que tendrían que pagar los dueños de los animales que son retirados de la vía pública. Lo que pagarían estos vecinos sería el traslado, manutención y mantenimiento de los animales en el futuro centro de estancia temporal. Aunque de momento no se ha fijado ninguna cifra, se calcula que rondaría los 40 euros por animal.

Se calcula que el número de mascotas censadas en Las Palmas de Gran Canaria ronda las 70.000. De esta cifra, casi el 99% son perros, según los datos aportados por la veterinaria municipal Juan María Mangas. El resto son prácticamente gatos y un número muy residual de otras especies. Entre ellas se encuentran algunas curiosidades como un cerdo vietnamita o un faisán, según los censos municipales.