Contemplaría la recogida, traslado y manutención del animal desvalido

40 euros por cada mascota abandonada en la ciudad

03/11/2017

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se está planteando la posibilidad de cobrar una tasa a quienes abandonen a sus mascotas en la calle. Aunque aún no está definida la cuantía, la concejala de Servicios Públicos, Inmaculada Medina, aseguró que «no será menor a 40 euros».

Las Palmas de Gran Canaria

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria estudia el cobro de entre cuarenta y cincuenta euros por el servicio de recogida de animales abandonados. Los dueños de las mascotas que sean abandonadas tendrán que abonar una tasa, que aún no está cerrada del todo, en concepto de «recogida, traslado y manutención», según explicó la concejala de Servicios Públicos, Inmaculada Medina.

Esta cantidad sería la tasa a abonar por la acogida de las mascotas en el futuro albergue. A ello habría que añadir la sanción prevista en la ordenanza municipal sobre protección y tenencia de animales que considera el abandono como una falta muy grave, multada con un importe que oscila entre los 1.500,01 euros y los 15.025,3 euros.

La concejala explicó que la nueva tasa -hasta ahora la recogida viene siendo gratuita- quedará fijada en función de los acuerdos a que se llegue con el albergue de Bañaderos y el Cabildo de Gran Canaria.

Precisamente, la iniciativa municipal arranca de la instrucción del Cabildo de Gran Canaria por la que se prohíbe la entrada en el albergue de Bañaderos de animales con microchip abandonados. Además, el nuevo gestor del centro, Gesplan, cobrará unos 120 euros -otras fuentes apuntan que la cantidad ha subido a los 150 euros- por cada mascota que el municipio deje en Bañaderos.

Inmaculada Medina aclaró que el importe final de la tasa dependerá de las alegaciones que se hagan en el plazo de exposición pública y de los posibles acuerdos que se puedan alcanzar con el Cabildo de Gran Canaria en relación al albergue de Bañaderos.

La concejala aseguró, durante el último pleno municipal, que no se puede exigir al cumplimiento del convenio por el que se garantizaba el depósito en las instalaciones de Arucas de los animales recogidos en la ciudad. Y eso porque el acuerdo no fue renovado por la institución insular en enero de este año.

Posible emplazamiento del albergue municipal. / <b>Arcadio Suárez</b>
Posible emplazamiento del albergue municipal. / Arcadio Suárez

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha elegido ya el Manuel Lois como el lugar donde se habilitará el nuevo centro de estancia temporal de animales de la ciudad. «No hablo de albergue sino de un centro de estancia breve», explicó la concejala de Servicios Públicos, Inmaculada Medina, «hemos visto el espacio y estamos diseñando el proyecto para que sea un centro avanzado, dotado de sala de tratamiento y un espacio para atención veterinaria».

De los posibles lugares señalados en el Manuel Lois, las naves más próximas al campo de tiro son las que reúnen las mejores condiciones para recibir el albergue.

Allí hay una nave de unos 500 metros cuadrados que podría servir para acoger a unos doscientos perros en su máxima ocupación.