El incendio está «controlado»

26/08/2019

El descenso de las temperaturas y la tormenta ayudan a rebajar el nivel de peligro en la isla.

El director técnico del Infoca asegura que las cámaras térmicas del avión del Estado no detectaron ayer ningún punto caliente en las más de 9.000 hectáreas quemadas. Los pronósticos metereológicos, positivos.

El incendio que sufre Gran Canaria desde el sábado 17 de agosto fue declarado ayer como «controlado». El descenso de temperaturas y la tormenta del mediodía contribuyeron a acelerar los trabajos contra el fuego, con lo que los servicios de emergencias rebajarán la alerta hoy mismo al pasar la ola de calor.

El director técnico del Infoca (Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por incendios forestales de la comunidad autónoma de Canarias), Jorge Parra, indicó que durante la jornada de ayer no se detectaron «puntos calientes» en las más de 9.000 hectáreas afectadas por el fuego. El avión con el sistema ACO enviado por el Estado realizó un vuelo sobre la isla y, con sus cámaras térmicas, comprobó que «no hay humo ni calor en ninguna zona de la superficie terrestre afectada» por las llamas en Gran Canaria.

A la vista de esta situación, Parra -que ha estado esta última semana al frente de la dirección de la lucha contra el incendio como responsable del Infoca- explicó que las autoridades decidieron a última hora de ayer dar por controlado el fuego tras estabilizarse su perímetro hace ya varios días. «Hoy -por ayer- no fue necesario que los 18 medios aéreos que siguen aquí por precaución salieran de sus bases porque no se detectó humo en ningún punto», indicó para resaltar la mejoría de la situación. Sí han seguido trabajando todo el domingo unas 120 profesionales desde tierra que se han encargado de «consolidar bien el perímetro».

«Goterones»

El director técnico del Infoca reconoció que, además de las labores de extinción, el fin de la ola de calor y el consiguiente descenso de las temperaturas «ha ayudado mucho» a que los especialistas estén «a punto» de dar por controlado el incendio. También la tormenta que se registró al mediodía de ayer ha tenido su efecto positivo: «aunque no fue una lluvia importante, los goterones refrescaron más el ambiente y aceleraron la caída de la temperatura», una situación que se acentuará aún más a partir de hoy.

Jorge Parra indicó que el descenso de las temperaturas será más acentuado incluso a partir de hoy, cuando Canarias volverá a su «clima normal de verano» y dejaremos de estar en alerta máxima. «El índice de peligro de incendio será el habitual», dijo.