Ben Magec quiere debatir si Chira-Soria es la mejor opción

11/04/2019

Los ecologistas quieren comparar la hidroeléctrica con otras alternativas dados sus «grandes impactos sobre el territorio». Creen «intolerable» que REE exija ajustar el planeamiento al proyecto.

Los «grandes impactos sobre el territorio» de la construcción de Chira-Soria aconsejan, según la federación ecologista Ben Magec, «un debate público riguroso» sobre si la central hidroeléctrica de bombeo es o no la mejor opción para desarrollar en la isla «un modelo energético limpio y democrático».

Así lo resalta en un comunicado en el que solicita al Ministerio para la Transición Ecológica, al Gobierno de Canarias y al Cabildo que impulsen y faciliten un proceso de participación ciudadana «real» que no se reduzca a la presentación de alegaciones al proyecto, en el que se informe a la ciudadanía sobre el contenido, las actuaciones y las consecuencias «y se justifique la alternativa escogida frente a otras existentes», señala.

Ben Magec reclama también al Cabildo que, ante «una obra transcendental para el futuro de Gran Canaria», active una mesa de debate técnico sobre los modelos alternativos de acumulación energética de alta capacidad que se están instalando en otros países para «comparar las bondades e impactos de otros sistemas con las del proyecto actual».

Facilitar la penetración de las renovables no puede ser la única premisa a valorar, subraya la federación ecologista, que propone incorporar al debate sobre el mejor modelo energético para la isla otras claves «como la necesidad de la eficiencia y del ahorro y reducción de la demanda energética», indica.

Al respecto, defiende un modelo de gestión pública frente al que «deja la gestión de recursos estratégicos como son agua, suelo, paisaje y presas en manos de los intereses del consejo de administración de la multinacional Red Eléctrica de España (REE)», la concesionaria de la central de Chira-Soria.

Para Ben Magec-Ecologistas en Acción la pretensión de REE de que el planeamiento vigente se adapte al proyecto reformado de la central que se somete a información pública, y no al revés, resulta «intolerable».

La federación ecologista, que espera que las administraciones canarias «no cedan a las presiones de la multinacional», entiende que «no se puede legislar a la carta». De lo contrario, advierte, «se generaría un grave precedente democrático por su arbitrariedad, pues las modificaciones serán posibles según quién y para qué solicite los cambios».

Entre las principales afección del proyecto de Chira-Soria, Ben Magec destaca la línea aérea de alta tensión de más de 17 kilómetros y 41 torretas que atraviesa la ZEC Macizo de Tauro II, la línea aérea de media tensión y 23 apoyos que recorre más de 1.500 metros por la ZEC El Nublo II, el excedente de más de 600.000 metros cúbicos de tierra fruto de las excavaciones, el empleo de miles de kilos de explosivos y la creación de nuevas estructuras como el edificio proyectado en la nueva platatorma de Soria, que supera los 16 metros de altura e incluye comedor y residencia.