20 millones para rescatar la zona quemada

06/09/2019

Solo en daños en carreteras el Cabildo invertirá más de 8 millones de euros. Morales anunció que la institución pedirá dos helicópteros Kamov y al menos un hidroavión para las islas. El pleno aprobó una declaración institucional por los incendios.

G. Florido / las palmas de gran canaria

El Cabildo destinará una cuantía inicial de 20 millones de euros en los próximos meses al paquete de medidas contempladas en el Plan de Revitalización Económica y Medioambiental de Gran Canaria, una hoja de ruta con la que el gobierno de la isla aspira a recuperar la zona quemada en los tres últimos grandes incendios de agosto, con los que ardieron 10.000 hectáreas de 48 pagos de la mitad de los municipios de Gran Canaria. De esos 20 millones, 5 se darán como ayuda directa para los afectados por daños en viviendas, zonas agrícolas y ganaderas y pymes, 8 (aunque serán más) servirán para actuaciones de emergencia en las carreteras insulares dañadas, y otros 6,2 millones permitirán la contratación de 700 personas en diversos planes de empleo con especial incidencia en los municipios de la Cumbre, los más perjudicados.

Este plan fue desglosado ayer por el presidente del Cabildo, Antonio Morales, durante el pleno extraordinario y monográfico que la institución celebró al efecto y al que también acudió el director técnico de Emergencias de la corporación insular, el ingeniero forestal Federico Grillo, para explicar de primera mano los pormenores técnicos de los incendios y del dispositivo de extinción.

unanimidad. Entre el listado de acciones previstas, Morales anunció que se solicitará que Canarias cuente con base permanente de dos helicópteros Kamov más (hay uno en el sur de Tenerife) y de al menos un hidroavión para todas las islas. El Cabildo hace así una apuesta de máximos, por cuantos más recursos mejor, aun cuando Grillo, durante su intervención, se decantó por los Kamov frente a los hidroaviones. «Los helicópteros son más rápidos, más eficaces y al final mueven mucha más agua».

Fueron algunas de las medidas que desgranó el presidente en una sesión que, pese a la tensión generada por los incendios, y el debate suscitado por la calle en las redes sociales, ayer fue de guante blanco. Los portavoces de los grupos subrayaron que ante desgracias así toca remar juntos. Fruto de ese talante vino la propuesta del portavoz de Unidos-CC, José Miguel Bravo de Laguna, de aprobar una declaración institucional. El resto accedió. Se usó como base la que se iba a aprobar en el Senado. Hubo un receso, se convocó sobre la marcha un nuevo pleno extraordinario y urgente y se aprobó por unanimidad. El Cabildo se compromete en ella a usar todos los recursos para paliar los daños y a redoblar esfuerzos en materia de extinción.