Kilómetros acordonados en las Dunas

31/08/2018

‘Wonder Woman’ se hace fuerte en el parque natural, impidiendo el acceso a una amplia zona. La carretera se cierra también para peatones. El rodaje de la Warner Bros arrancará en una semana

Kilómetros y kilómetros de cordón rojo se extienden por el parque natural. A ambos lados de la carretera cerrada. Los turistas caminan junto al instalado por encima de la carretera, que discurre en línea paralela pero irregular a unos 500 metros de la vía, con la esperanza de hallar un pasillo hacia el litoral. Pero, cada pocos cientos de metros, se repite la misma advertencia en español, inglés y alemán: «No pasar. Acceso restringido provisionalmente», señalan carteles que, sin embargo, no tienen la gratitud de informar de que las tres grúas gigantes que reinan en las alturas están ahí para el rodaje de una superproducción llegada directamente desde Hollywood.

Cansados del peregrinaje en el desierto, los turistas se dan la vuelta para hacer el camino inverso del cordón. Hasta que llegan a sus coches aparcados en proximidades del Oliva Beach y Tres Islas. Solo desde los hoteles, y únicamente caminando, pueden acceder a las playas de las Dunas de Corralejo, ya sea a la que está al pie de los establecimientos turísticos o a la más lejana y salvaje playa del Moro.

La carretera está cortada, no solo para los vehículos, sino también para peatones y ciclistas. Casi nadie que no sea de la Warner Bros, o bien que tenga alguna relación con la productora de Wonder Woman, puede usar la vía. En el control de seguridad de la carretera, ubicado a una decena de metros del punto de corte fijado en la rotonda del Oliva Beach, el vigilante explica amablemente a los turistas que tan solo los domingos se permite pisar el asfalto, porque ese día «los camiones no están trabajando».

A unos cien metros del puesto de seguridad en dirección sur, más allá del verde fresco de unos árboles que hay junto a la carretera cerrada, se observa a cierta distancia un montaje cinematográfico cuya puesta en escena comienza a ser espectacular. Han construido una especie de poblado de chozas y, próximas a estas, se levantan grúas de enormes dimensiones en las que este viernes varios especialistas realizaban pruebas de lanzamiento previas al rodaje. Y por la carretera circulan vehículos militares de gran tonelaje que se asemejan a tanques de época soviética.

Más al sur, en la localidad de Parque Holandés, la Warner Bros también se ha hecho fuerte con el montaje de una estructura similar a un anfiteatro, además de las numerosas carpas, trailers, caravanas, etcétera, que conforman el campamento base. Precisamente, desde hace días se está seleccionado a numeroso personal de hostelería (cocineros, camareros, ayudantes de cocina, etcétera) para trabajar en el catering del campamento base, donde se dará de comer y beber a miles de personas.

No puede olvidarse que, tan solo contando a los extras, habrá 2.000 personas. Los preparativos de Wonder Woman, que dirige Patty Jenkins e interpreta Gal Gador, llegan así a su recta final, puesto que el rodaje comenzará en poco más de una semana. Los actores y el equipo, así como los medios técnicos, también se trasladarán al municipio de Pájara, donde se rodarán escenas en proximidades de una playa; de hecho, en últimas semanas se ha negociado a contrarreloj con los propietarios de varios suelos barajados como localizaciones.

La contrapartida de esta película será sin duda el cierre de la carretera de las Dunas de Corralejo, que ha generado gran malestar en sectores de la sociedad majorera. Contra dicha medida del Cabildo de Fuerteventura se ha convocado una manifestación el sábado 8 de septiembre, a partir de las 20.00 horas, en la plaza Patricio Calero de Corralejo.