CC pide la suspensión urgente de maniobras militares en Tarajalejo y la Solapa

30/10/2018

Defensa prepara, del 13 al 19 de noviembre, los ejercicios anfibios Gruflex-18 en Canarias que, en la isla, incluyen un desembarco nocturno por Tarajalejo y otro diurno por La Solapa, fuera del campo de tiro. CC reclama la suspensión de las maniobras.

Fuerteventura no quiere maniobras militares en la costa. Lo reitera Coalición Canaria (CC) que solicita la suspensión de los ejercicios Gruflex-18 que prevé un desembarco nocturno en la playa de Tarajalejo (Tuineje) y otro por la de La Solapa (Pájara). «No podemos dar pasos atrás de 16 años, cuando una docena de cetáceos murieron en el transcurso de las maniobras Neotapon 2002, incumpliendo los compromisos con la sociedad majorera y a comunidad científica internacional», trae a colación Mario Cabrera, secretario insular nacionalista.

Los ejercicios de la fuerza anfibia Gruflex-18, donde participan España e Italia, están previstos del 13 al 19 de noviembre en toda Canarias. En el caso de Fuerteventura, Defensa prepara un desembarco nocturno por Tarajalejo, en el municipio de Tuineje, de 400 militares (200 españoles y 200 italianos) y los siguientes medios: 19 pirañas (vehículos blindados), siete Vamtac (Vehículo de Alta Movilidad Táctico, que es un vehículo todoterreno de tracción a las cuatro ruedas), cuatro camiones, dos máquinas bulldozer y 24 vehículos tácticos italianos. Desde esta playa del sur, se dirigirán en columnas militares hasta el campo de tiro de Pájara, que se encuentra en el otro extremo de la costa.

En La Solapa

Más cerca de este suelo militar, pero fuera de sus límites, se localiza la playa de la Solapa, donde el Ministerio de Defensa planea un segundo desembarco según los datos manejados por Coalición Canaria en Fuerteventura. Aquí desembarcarán doce vehículos de asalto anfibio y 140 militares (70 españoles y 70 italianos), más doce vehículos de asalto anfibio. Desde esta playa se dirigirán también al campo de tiro cercano, que está situado a menos de un kilómetro.

Ambos desembarcos a los que ha tenido acceso CC demuestran «dos incumplimientos importantes», sostiene Cabrera. Primero, que se rompe el compromiso del Ministerio de no volver a hacer maniobras en la costa majorera, después de las Neotapon de 2002. «Y el segundo es que se demuestra que las pruebas que estaban realizando en septiembre tenían como finalidad preparar estas maniobras. Lo advertimos y el propio Ministerio lo desmintió. Ahora se demuestra la doble mentira de Defensa».