Bochorno con más de 30 grados en Gran Canaria

10/07/2018

La isla centra la primera alerta por altas temperaturas del año de Canarias, con el mercurio por encima de los 35 grados en amplias zonas del interior y sur. El calor se mantiene hoy con un aviso amarillo por máximas de más de 34 grados en medianías por encima de los 500 metros. Mañana empieza a bajar el termómetro.

Tres semanas después del arranque oficial del verano, con el mes de julio ya avanzado y tras una primavera con temperaturas por debajo de la media, Gran Canaria vivió ayer su primer día de bochorno típico de esta estación. La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias activó desde las 08.00 horas de ayer la alerta por altas temperaturas en la isla redonda ante el aviso amarillo por máximas de más de 34 grados anunciado por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Y es que, el calor se ha hecho de rogar más de lo habitual en las islas, tras varios años con alertas por altas temperaturas en meses como mayo o junio. De hecho, la última fue el pasado 13 de octubre de 2017.

El año pasado el Gobierno de Canarias activó en cinco ocasiones de forma conjunta la alerta por altas temperaturas y por riesgo de incendio forestal. Situación que se repetirá hoy solo en Gran Canaria, ya que la pasada medianoche se activó la alerta por riesgo de incendio forestal en Gran Canaria y toda la provincia occidental.

En 2017 la primera alerta por altas temperaturas y riesgo de incendio forestal se activó el 22 de junio con una duración de tres días cuando se rebajó el nivel a prealerta. Esta pauta se repitió dos veces en julio y otras dos en agosto.

De momento, el primer envite del calor se dejó sentir sobre todo en las zonas del interior y cumbres de Gran Canaria. Así, las medianías orientadas hacia el sur despertaron ayer con temperaturas que ya anticipaban el sofoco que iban a tener que aguantar durante el día.

En Las Tirajanas a las 06.50 horas la estación con la que cuenta la Aemet en el lugar marcaba ya 24,9 grados. Siete horas después el mercurio había escalado diez grados más. En Cuevas del Pinar la mínima ayer fue de 26,8 grados a las 05.20 horas y en Agüimes 24,4 grados a las 03.20 horas.

Bochorno. Sin duda, una de las noches más tórridas la vivieron los vecinos del casco de Tejeda donde la estación meteorológica de la Aemet, ubicada cerca de la Parroquia de Nuestra Señora del Socorro, alcanzó a las 00.00 horas de ayer 28,9 grados evidenciando la entrada de la masa de aire cálido que ayer disparó el termómetro en las medianías e interior de Gran Canaria.

Esta misma estación no bajaría en toda la madrugada de los 30 grados, convirtiendo en toda una hazaña conciliar el sueño. A esto se sumo, en el municipio cumbrero, un desplome de la humedad pasando del 59% registrado a las 21.00 horas del domingo al 22% registrado a lo largo de la madrugada y durante las primeras horas de ayer.

Si bien la humedad cayó en picado la temperatura máxima no escaló más allá de los 35,1 grados registrados por esa misma estación a las 16.10 horas, según datos publicados por la Aemet.

Y es que, la previsión para de la Aemet para la jornada de ayer se cumplió a rajatabla. Así, la temperatura más alta registrada en Canarias fue en Las Tirajanas, a las 13.50 horas con 35,4 grados, seguida de la máxima ya mencionada de Tejeda seguida de Agüimes con 34,8 grados a las 16.00 horas, según datos actualizados hasta las 18.00 horas de ayer.

previsión. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene a Gran Canaria bajo el aviso amarillo por máximas de más de 34 grados desde las 10.00 horas de hoy y hasta las 19.00 horas. Las altas temperaturas afectarán exclusivamente a zonas del interior por encima de los 400 o 500 metros de altitud, según la previsión de la Aemet. No se descarta que de forma puntual y localmente se supere el umbral de temperatura inicialmente previsto.

A las altas temperatura se seguirá sumando la calima que será más notable en los municipios y zonas situadas entre los 600 y 500 metros de altitud. El viento será del norte a nordeste, siendo fuerte en vertientes sudeste y noroeste con un predominio de las brisas en costa suroeste. El calor, que comenzó a sofocar a los grancanarios el lunes, comenzará mañana a despedirse de la isla, según la previsión de la Aemet.

De hecho, el aviso amarillo en vigor hoy martes ya no lo estará de cara a mañana cuando se prevé un descenso de las temperaturas máximas, siendo más acusado en las zonas del interior ubicadas por encima de los 400 metros de altitud.

La probabilidad de calima se mantendrá durante la primera mitad del día en zonas por encima de los 600 metros. El viento seguirá soplando del nordeste, con intervalos de fuerte. Las temperaturas máxima seguirán cayendo paulatinamente durante el jueves y el viernes, llegando a valores medios para esta época del año.

Este primer episodio de calor, que afecta únicamente a Gran Canaria, no se puede calificar como ola de calor a no superar los tres días seguidos con temperaturas máximas por encima del umbral para este mes de julio.