Los padres deberían ver estos consejos antes de meter a sus hijos en el mar

05/07/2018

Guía para que este verano tus hijos puedan disfrutar del mar sin sustos.

El verano es tiempo de vacaciones, y son muchas las familias con hijos que deciden pasar unos días en la playa.

ETIQUETAS:

Es un lugar ideal para desconectar de las obligaciones del día a día, sin embargo, también existen ciertos riesgos y si queremos evitar sustos. Estas son algunas de las precauciones básicas que debemos tomar en la playa con los niños.

Cuidado con los golpes de calor

No es recomendable exponerse al sol de forma directa por tiempo prolongado. Que las horas de exposición al sol sean en las primeras de la mañana o a final de la tarde, es decir evitando las horas centrales del día.

El golpe de calor tiene lugar cuando el cuerpo, debido a un exceso de temperatura, es incapaz de regular el calor corporal.

Evita las quemaduras

La piel de los niños y bebés es especialmente delicada, por lo que nunca puede faltar la protección solar. Aplícales, una media hora antes de ir a la playa, la crema solar más adecuada para ellos y no olvides una gorra o sombrero.

Recuerda que el sol refleja con intensidad en el agua y te puedes quemar con mayor facilidad. Además, no dudes en reaplicar crema cada vez que el niño salga del agua.

No pierdas de vista a tus hijos

La mejor medida de seguridad es estar pendiente de los niños en todo momento. Aunque esté en la orilla hay que respetar las normas de la playa e indicaciones del socorrista. Ten en cuenta que si el niño se sumerge en el agua involuntariamente, le faltara el oxígeno en pocos segundos.

Especial ahogamientos: Los puntos negros de la costa española

Atención a los cortes y picaduras

Las playas urbanas pueden tener restos de vidrio u otros elementos cortantes. Por eso, si el niño va a caminar o jugar por la arena seca, lo mejor es que utilice algún tipo de calzado. En caso contrario, revisa la zona donde se vaya a mover el niño y déjala libre de cristales, colillas...

Observa la presencia de medusas en la orilla, y si existe riesgo evita meterte en el agua. En el Mediterráneo habitan 300 de las 4.000 especies conocidas de medusa, y el periodo de máxima abundancia se sitúa entre inicios de primavera hasta finales de verano. Este verano habrá más medusas de lo normal. ¿Por qué?

Las corrientes marinas en una playa son uno de los principales factores a la hora de determinar el color de una bandera. Este fenómeno se produce cuando el agua que llega a la playa vuelve mar adentro en zonas específicas.

Los niños están especialmente expuestos a este tipo de corrientes, por lo que es importante tomar algunas precauciones. Consulta en este artículo qué son las corrientes marinas y cómo escapar de ellas.

Identifica el tono de la arena del mar: Las corrientes de resaca se forman a veces por la erosión en la arena. Las playas en bajamar con abundante erosión aumentan las posibilidades.

Respeta las banderas: Las banderas amarillas o rojas están puestas en muchos casos al haber constancia de corrientes marinas en la playa donde los bañistas se pueden ver afectados.

Evita las playa solitarias: Es importante tener a alguien que pueda pedir ayuda en caso de verte afectado por una corriente. Además, si una playa está vacía puede ser síntoma de resaca.

  • 1

    ¿Debería promover el Gobierno canario otras actividades extraescolares y deportivas en los institutos antes de fomentar la liga de videojuegos?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados