Rocío Carrasco.

Rocío Carrasco, rota de dolor porque su hija la quería «ver en la cárcel»

Considera que Rocío Flores «no se arrepiente de nada»

JOAQUINA DUEÑAS

La dramática historia de Rocío Carrasco sigue sumando capítulos y aunque el índice de audiencia ha descendido en algo más de cuatro puntos, se mantiene en el 25,4%, lo que supone que más de dos millones de personas siguieron las palabras de la madrileña ahondando en la relación con su hija y con la familia de su madre. Rota de dolor y con la respiración agitada, la hija de Rocío Jurado contaba cómo su hija la quería «ver en la cárcel» y mantenía su convencimiento de que detrás de todo su sufrimiento está la maquiavélica mano del que fuera su marido, Antonio David Flores.

El título 'Todo se derrumbó dentro de mí' del episodio nueve emitido en la noche del miércoles resultó una descripción fiel de cómo vivió la hija de Pedro Carrasco el final de su relación con Rocío Flores. La protagonista desveló que, a pesar de que no consta en la documentación judicial porque no quiso hacer daño a su hija, esta la «agredió con un cuchillo». «Ella estaba pelando una manzana y mi enano se mete en medio… aquí tengo la cicatriz», señalaba. «Yo le decía: Rocío, ¿qué has hecho? Lo único que quería era hacerle ver que tenía que darse cuenta de que eso no era bueno, que no estaba actuando bien, que eso no podía ser», explicaba. A pesar de eso, en su declaración oficial decidió quitarle importancia y aseguró que «había sido sin intención».

Pero, si Rocío Carrasco estaba decidida a llevar la situación en la intimidad de su casa, ¿por qué se judicializó el caso? De un lado, según explicó, cuando acudió al médico por las lesiones provocadas por la agresión, le indicaron que debían dar parte aunque ella no quisiera denunciar. De otro, la denuncia presentada por su hija acompañada del padre provocó una investigación de oficio que culminó con un proceso abierto contra Rocío Flores y una condena firme por malos tratos continuados durante tres años. Una denuncia en la que la niña acusaba a la madre de «cogerla del cuello, amenazarla de muerte y retenerla dentro de la casa» y que se volvió en su contra. «A mí no me duele tanto la paliza como el hecho de que ella me quisiera meter en la cárcel», se lamentaba.

Sin embargo, a pesar de los golpes, de las denuncias falsas y de los chivatazos a la prensa, quizás la frase más dolorosa de todas y que daba muestra de lo difícil que es reconducir la relación entre la hija y la nieta de la más grande fue aquella en la que en referencia a los comportamientos de Rocío Flores, afirmaba que «tristemente, creo que no se arrepiente de nada». Esta grave situación hizo que la hija de 'la Chipionera' no quisiera que su hija regresara a su casa: «Yo tenía pánico porque era alguien a quien yo no conocía. Alguien a quien había parido pero que no tenía ni un ápice mío en su cuerpo», llegó a asegurar, aunque en todo momento señaló al padre como «culpable».

Un culpable que, sin embargo, ha sabido ganarse el afecto de la familia materna de Rocío Carrasco, los Mohedano. «Creo que lo que han hecho ha sido apostar por lo que ellos pensaban que era el caballo ganador», contaba, y los acusaba de ser «cómplices, porque sabían la verdad». Rocío confesó que llegó a contárselo todo a su tío José Antonio, marido de Gloria. Sin embargo, tiempo después se le pudo ver en televisión dicendo que «le había contado una historia y había echado lágrimas de cocodrilo».

Desde que su madre empezara a contar el capítulo más terrible de la relación maternofilial, Rocío Flores se ha mostrado completamente desolada. Aunque intenta hacerse ver fuerte en público, en estos días ha trascendido que está viviendo episodios de ansiedad y que incluso su actual jefa, Ana Rosa Quintana, llegó a recomendarle que no interviniera en el último programa al comprobar su estado de nerviosismo. Sin embargo, la joven se recompuso y realizó su trabajo aunque visiblemente emocionada. La nieta de Rocío Jurado ha llegado a reconocer que está viviendo la peor época de su vida, salvando los fallecimientos de sus abuelos.

La hija de Antonio David está siendo duramente atacada en diferentes redes sociales y, muy posiblemente por ese motivo, el mismo miércoles decidía desactivar los comentarios en su perfil de Instagram. También se baraja que pueda dar su versión de la historia en una entrevista a cargo de la productora Unicorn, la misma del programa de Ana Rosa en el que colabora para comentar el programa de 'Supervivientes', del que fue concursante y en el que participa Olga Moreno, la mujer de su padre. En cualquier caso, este extremo no ha sido confirmado todavía. Lo que sí sabemos es que el episodio diez de 'Rocío, contar la verdad para seguir viva' abundará en la relación con su hijo David.