Kiko Rivera confiesa su adicción a las drogas

«En determinado momento de mi vida, y de ahí viene en gran parte mi depresión, tuve adicción a las drogas», confesó Kiko Rivera en el programa a Gran Hermano Dúo, en el que está participando junto a su esposa Irene Rosales.

«Consumía hachís y marihuana todos los días, y también cocaína. Para mi ir a trabajar era pegarme una fiesta, no rendía en mi trabajo, no daba lo que tenía que dar», explicó el hijo de Isabel Pantoja delante de las cámaras del r eality show.

Todo ese proceso, relató, lo cortó Irene Rosales: «Ella se puso firme y me enderezó, me costó lo más grande pero hace un año y medio ya soy un hombre limpio». Y añadió: «Lo pasé muy mal, todos los bajones que tuve en mi vida pensaba que podrían solucionarse con las drogas. Gracias a mi mujer, a mi madre y a mis amigos de verdad he conseguido salir de ese mundo. No me quería ir sin decirle a la gente que se puede salir, que es muy malo, solo trae problemas». Rivera ya había adelantado su situaicón a raíz de que viera lo sucedido con Avicci el DJ sueco que se suicidó la pasada primavera a los 28 años, tras una vida marcada por la noche.

Kiko Rivera también desveló que el tratamiento continúa: «Ya hace un año y medio que estoy limpio. Me costó muchísimo. Gracias a Dios lo he conseguido, aún sigo con el tratamiento y haciéndome mis pruebas, donde todos los que me quieren pueden ver que sigo bien».