La semana en que Vox hizo majo y limpio

10/02/2019

Según la Real Academia Española, una implosión es la «acción de romper hacia dentro con estruendo las paredes de una cavidad cuya presión es inferior a la externa». Más o menos lo que le ha pasado esta semana al partido Vox en Las Palmas y en gran medida en Canarias, con la dirección nacional defenestrando a sus mandatarios en la provincia oriental y en la capital. Hace tiempo que Madrid fue alertado de lo que pasaba.

El pasado viernes se precipitaron los acontecimientos pero lo cierto es que en la dirección nacional de Vox el vaso de la paciencia se había ido colmando. Ese día CANARIAS7 desveló que Ricardo Baña, presidente de Vox en Las Palmas, había sido condenado en firme por la Audiencia Provincial a dos años y seis meses de cárcel por delito fiscal.

La noticia cayó como un mazazo en Vox, partido que se ha colocado en el centro del debate político nacional tras su irrupción en el Parlamento de Andalucía en las elecciones de diciembre y después de que su voto fuese clave para la constitución de un Gobierno del Partido Popular y Ciudadanos en dicha autonomía. Y además la noticia de la condena de Baña llegó justo en vísperas de la concentración hoy en Madrid, respaldada por Vox, en defensa de la unidad de España y la convocatoria de elecciones generales.

Pero en Madrid habían ido tomando nota hacía días de lo que pasaba en las islas. El propio Santiago Abascal, líder nacional de Vox, recibió varias alertas sobre el problema que tenía en Canarias. A comienzos de este mes le llegó una carta de un militante del partido avisando de que la candidatura de Baña ganó en 2018 las elecciones internas en Las Palmas de manera irregular, pues se admitió como «válida» pese a haberse presentado «fuera de plazo, y gestionando la campaña, sus tiempos, procesos y debates de forma totalmente irregular, suprimiendo actos y escamoteando información a la otra candidatura, hasta el punto de que muchos de los militantes no tuvimos la información para poder votar en tiempo y forma».

Salida de «gente válida»

En los mensajes enviados a Madrid, y a los que ha tenido acceso este periódico, se advierte de que, fruto de las irregularidades internas y el malestar creciente, ha salido de Vox «gente válida», al tiempo que, como «puede estar sucediendo en el resto de España, se ha producido un aluvión de oportunistas en busca de un nicho de poder (o sencillamente un puesto de trabajo). Más a más la actual directiva, con las irregularidades comentadas, se está viendo salpicada por informaciones que, cuando menos, deberían ser aclaradas por los encausados (y si es necesario su correspondiente dimisión)». Esa referencia alude a las noticias publicadas en los últimos días por el periódico digital Canarias Ahora en torno a la situación judicial en que estaba envuelto José Luis Moyano, líder de Vox en la capital grancanaria.

Los remitentes de las cartas a Abascal y a otros miembros de la dirección nacional apelaron a una rápida actuación para evitar que «la imagen de Vox en Las Palmas y por ende a nivel nacional pueda sufrir un mayor deterioro». Así, reclamaron una intervención de Vox desde Madrid «y en su caso, nombrar una gestora, con vistas a reorganizar la ejecutiva provincial, con unas elecciones transparentes, y dar así ejemplo de que este partido no es como los demás, que la simple sospecha (fundada) es motivo suficiente para el cese o la dimisión».

La respuesta a esas peticiones no se hizo de rogar. El viernes, con la información de CANARIAS7 en primera página del periódico y sus ecos resonando en Madrid, el Comité Ejecutivo Nacional disolvió el Comité Ejecutivo en Las Palmas, exigió y consiguió la dimisión del presidente provincial y relevó «de todas sus funciones» a José Luis Moyano, procediendo asimismo «a iniciar los trámites para la constitución de una Comisión Gestora».

  • 1

    ¿Cree que debería haber un único debate electoral con todos los candidatos?

    Si
    No
    Ns / Nc
    Votar Ver Resultados