La política social pide paso

19/04/2019

Solapadas en un primer momento por el ruido de la campaña, las propuestas sobre el modelo de sociedad que llevan en sus programas los distintos partidos ganan terreno en el debate electoral. Priman las medidas para fomentar la igualdad y frenar la discriminación

El término política procede etimológicamente del griego politikós, que significa «de los ciudadanos». Todos los partidos sin excepción alardean de poner a las personas en el centro de sus respectivos proyectos de país, pero en sus propuestas individualizadas cada uno defiende políticas sociales muy dispares -en no pocas ocasiones radicalmente opuestas-, en función de su idea de cómo debe organizarse la convivencia. Lo que los españoles eligen en las urnas el 28A es en esencia un modelo de sociedad.

El ruido continúo del debate político mal entendido solapa a menudo el contenido de los programas electorales, pero a medida que avanza la campaña y los partidos ponen sus cartas sobre la mesa van ganando terreno las medidas de contenido social y el contraste entre las propuestas que las diferentes opciones políticas ofertan a los ciudadanos.

Con la publicación tardía -al cuarto y quinto día de campaña respectivamente- de los programas electorales íntegros de PSOE y Cs se constata que existen algunas coincidencias entre ambos partidos y Unidas Podemos a la hora de defender un ingreso mínimo -bajo distintas denominaciones- para paliar las desigualdades sociales, aunque con claras diferencias sobre quién tendría derecho a recibirlo y su cuantía.

Mientras la formación que lidera Pablo Iglesias propone una renta básica garantizada para los hogares sin recursos que iría entre los 600 y los 1.200 euros en función de los miembros de la unidad familiar -una medida que costaría entre 10.000 y 12.000 millones que se obtendrían de un nuevo impuesto a las grandes fortunas-, el PSOE retoma su propuesta de un ingreso mínimo vital que se aplicaría de forma progresiva, primero con el aumento de la ayuda por hijo a cargo para familias vulnerables y más tarde con un mecanismo de garantía de renta para familias con ingresos muy bajos. Ciudadanos apuesta por armonizar primero las rentas mínimas de inserción que ya existen en diferentes autonomías antes de impulsar una renta básica, para la que ve dificultades de financiación.

En la construcción del modelo de sociedad tienen un peso específico las políticas de igualdad, un campo abonado por los avances del feminismo y el creciente rechazo social a cualquier tipo de discriminación. Unidas Podemos propone entre otras medidas una ley de igualdad retributiva para acabar con la brecha salarial -que también llevan los socialistas en su programa-, alcanzar la paridad en las administraciones públicas en un plazo de cuatro años y promover una ley para la igualdad de trato y el fomento de la convivencia.

El PSOE apuesta por la defensa «a todos los niveles» de la igualdad entre hombres y mujeres, abolir la prostitución, erradicar la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y reformar la ley de identidad de género para eliminar los requisitos médicos. Ciudadanos se compromete a igualar el permiso de paternidad con el de maternidad, promover una ley de protección a la mujer frente a la violencia sexual y anclar en la Constitución el matrimonio LGTBI. No hay referencias en el programa socialista a la prostitución ni al aborto.

También el PP se compromete a trabajar por erradicar cualquier tipo de discriminación por razones de orientación sexual, identidad de género o creencia religiosa, y propone incentivos para incorporar a la mujer al mercado laboral hasta niveles equiparables a la media europea.

  • 1

    ¿La Mesa del Congreso debe aplicar la suspensión inmediata a los diputados separatistas presos?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados