La oposición censura el informe a medida del PSC

La oposición que abogó por el cese del presidente de Radiotelevisión Autonómica de Canarias (RTVC) arremete contra el informe que solicitó el presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, que fue determinante para hacer convencer al Partido Socialista Canario (PSC) de posición y salvar a Negrín de tener que ser destituido.

ALMUDENA SÁNCHEZ | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Mucha indignación» es lo que queda entre los diputados del Partido Popular ( PP), Podemos y Nueva Canarias (NC) después de que el Partido Socialista Canario ( PSC) pasara de apoyar el cese del presidente de Radiotelevisión Autonómica de Canarias (RTVC), Santiago Negrín, a permitir que continuara absteniéndose en el pleno.

Indignación no sólo con los socialistas, sino también y de modo especial con el presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, al conseguir un informe jurídico que al Parlamento se le denegó. Dicho informe fue determinante para producir el viraje del grupo Socialista.

La diputada conservadora y portavoz en la Comisión de Control de RTVC, Luz Reverón, sostuvo que «no se sostienen las excusas del PSC, que pretende esconderse tras el informe hecho por un órgano del que ha dicho el propio Gobierno que no es competente para hacerlo», remató en referencia a los Servicios Jurídicos.

Reverón se reafirmó en que, con la abstención, «los socialistas han permitido que la situación en RTVC se mantenga igual», por lo que les exigió explicar «a qué intereses, acuerdos o cambalaches han llegado para mantener a Santiago Negrín al frente de RTVC».

El portavoz de Nueva Canarias, Román Rodríguez, se mostró convencido de que fundamentar una decisión como la que tomó la Ejecutiva Regional del PSC en el informe hecho por la Viceconsejería de los Servicios Jurídicos ha sido solamente un «pretexto» para cambiar de posición.

«El 24 de julio, por la tarde, en Las Palmas de Gran Canaria nos reunimos el PSC, PP, Podemos y NC y llegamos al acuerdo, primero de promover el cese de Santiago Negrín, segundo proveer las vacantes del Consejo Rector y por último, cambiar la ley», relató Rodríguez.

El portavoz de NC insistió en que el cambio de postura de los socialistas es «legítimo pero muy difícil de explicar», sobre todo por que se hizo de forma «unilateral y sin avisar».