El PSOE podría gobernar con Podemos o Ciudadanos

    Cargando reproductor ...
29/10/2019

El PSOE podría gobernar o bien con el apoyo de Unidas Podemos o bien con el de Ciudadanos, en ambos casos sin necesidad de más partidos, si consigue la cifra más alta de escaños que le da la horquilla del CIS en su barómetro de este martes. El sondeo se hizo antes de la crisis en Cataluña.

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) da al PSOE una victoria holgada que le permitiría pactar con Unidas Podemos o con Ciudadanos, en un sondeo preelectoral que no refleja los efectos de la crisis en Cataluña porque se hizo antes de la condena a los líderes del «procés».

El CIS ha publicado este martes esta encuesta que no solo hace estimación de voto sino también un cálculo del reparto de escaños, aunque con elevadas horquillas para los principales partidos, y que augura para Sánchez una victoria mucho más amplia de la que le dan el resto de sondeos.

Si se cumplen estas estimaciones el líder socialista podría elegir entre intentar sumar a su izquierda, con el partido de Pablo Iglesias, o a la derecha, con Ciudadanos.

Así, da al PSOE entre 133 y 150 escaños, frente a los 123 que obtuvo en los comicios de abril, y prevé también una subida para el PP, que ahora tiene 66 escaños y que obtendría entre 74 y 81 diputados, lejos aún del centenar que sí le auguran otras encuestas.

Para Ciudadanos prevé una fuerte caída y pasaría de los 57 actuales a entre 27 y 35 diputados, mientras que Unidas Podemos junto a sus confluencias se mantendría más o menos estable con entre 37 y 45 escaños, frente a los 42 que obtuvo en abril.

Al contrario de lo que apuntan otras encuestas más recientes, Vox podría perder bastante fuerza, con una horquilla de entre 14 y 21 escaños, cuando ahora tiene 24 diputados.

Más País, el partido de Íñigo Errejón entraría en el Congreso con dos diputados, más los dos como máximo que aportarían sus socios de Mes Compromís en la Comunidad Valenciana.

Un resultado que aún no le permitiría cumplir su objetivo de formar grupo parlamentario propio en la Cámara Baja.

Entre los nacionalistas, ERC subiría ligeramente, hasta un máximo de 18 escaños -tres más-, JxCat volvería a perder apoyos, al quedarse con un máximo de seis diputados -obtuvo siete en abril-, mientras la CUP entraría en el Congreso, con uno o dos diputados.

PNV revalidaría su actual grupo parlamentario con un máximo de siete escaños y EH-Bildu subiría y podría obtener hasta cinco diputados.

Coalición Canaria se quedaría más o menos como está, con entre uno y dos escaños, al igual que Navarra Suma, que mantendría según el CIS los dos escaños que tiene actualmente en el Congreso.

El PSOE podría gobernar con Podemos o Ciudadanos

Con este reparto, Pedro Sánchez ganaría con más fuerza que en abril pero seguiría necesitando apoyos adicionales.

Aunque en esta ocasión, si obtiene los apoyos más altos que le da el organismo que dirige José Félix Tezanos, Sánchez podría necesitar solo a otro partido además de al suyo.

Y podría elegir entre intentar negociar a derecha (con Ciudadanos) o Izquierda (con Unidas Podemos).

Si tanto PSOE como Unidas Podemos y sus confluencias se colocasen en la parte de alta de sus respectivas horquillas, obtendrían una mayoría de hasta 183 diputados (la mayoría absoluta está en 176).

En el caso de Ciudadanos, el PSOE sumaría con el partido de Rivera 185 escaños si ambos alcanzasen la estimación más elevada que apunta el CIS.

Por el contrario, si lograsen la estimación mínima que da el CIS, la suma de PSOE con Podemos o de PSOE con Ciudadanos sería de 160 diputados. Y entonces Sánchez tendría que buscar apoyos o abstenciones adicionales.

Si en ese caso Sánchez buscase el apoyo entre los partidos que le hicieron presidente en la moción de censura podría contar con entre 6 y 7 escaños del PNV, dos diputados de Más País y entre 1 y 2 de Mès Compromis aunque seguiría necesitando a los independentistas catalanes de ERC o JxCat.

El sondeo del CIS calcula cuáles son los trasvases de votos y estima que un 15% de los votantes de Ciudadanos dejarán de apoyar a ese partido para apostar por el PP (que se quedaría con el 7%), PSOE (4,4%) y Vox (2,9%).

Subraya además que hay casi un 16 por ciento de encuestados que no piensa ir a votar el 10 de noviembre. Y de ese colectivo, buena parte (el 35%) decide quedarse en casa porque está «harto» de la política.

Un hartazgo que se refleja también en las bajas calificaciones que obtienen los líderes políticos, que obtienen las notas más bajas de los últimos meses en esta encuesta que se ha publicado a doce días de las elecciones generales.

  • 1

    ¿Se debe encargar el próximo Gobierno de retrasar la edad de jubilación, como reclama el Banco de España?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados