El Estado aprueba una ley para Baleares copiada del REF canario

23/02/2019

El REB garantiza que la inversión estatal no quede nunca por debajo de la media y blinda la bonificación del 75% a residentes sobre el precio del billete para las conexiones con la península.

El Consejo de Ministros aprobó ayer un régimen especial para Baleares que incluye un paquete de medidas específicas destinadas a compensar las desventajas estructurales de la insularidad, muy similares a las que establece el Régimen Económico y Fiscal (REF) vigente en Canarias.

El REB, que así se llama la ley, viene a dar respuesta a una antigua demanda de las Islas Baleares, cuyos sucesivos gobiernos llevan años reivindicando un trato diferenciado equivalente al régimen canario. La ministra portavoz, Isabel Celáa, señaló en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que con el REB el Gobierno socialista «reconoce el hecho insular como circunstancia a tener en cuenta para establecer el adecuado equilibrio entre las diversas partes del territorio español».

Dos velocidades para evitar problemas jurídicos

Dada la cercanía de las elecciones generales, el Ejecutivo estatal ha dado luz verde al régimen balear con una fórmula mixta de dos velocidades para evitar problemas jurídicos: por un lado se aprobó un real decreto ley con las medidas económicas más urgentes que recoge el denominado fondo de insularidad y las subvenciones al transporte -de aplicación inmediata- y por otra un anteproyecto de ley con las bonificaciones fiscales, que requiere un trámite parlamentario más largo, por lo que su entrada en vigor tendrá que esperar a la siguiente legislatura.

La presidenta del Ejecutivo balear, Francina Armengol, se mostró convencida de que los aspectos fiscales del REB saldrán adelante «gobierne quien gobierne» tras el 28A, porque su contenido ha sido consensuado con todos los partidos y estima que las medidas serán efectivas a partir de enero de 2020.

La insularidad como eje de inversiones

El texto del real decreto ley incluye por primera vez el factor de insularidad como eje de las inversiones estatales, para garantizar que Baleares recibirá cada año una partida presupuestaria nunca por debajo de la media de inversión del conjunto de comunidades autónomas. La ministra Celáa lo definió como un «instrumento financiero» para que Baleares «reciba las inversiones estatales en la media española». La dotación compensatoria se incluirá cada año en los Presupuestos Generales del Estado e irá destinada a financiar actuaciones en ámbitos especialmente lastrados por la insularidad.

El decreto blinda también la subvención al transporte aéreo y marítimo de residentes entre Baleares y el resto del territorio insular hasta el 75% del coste del billete -un logro que Nueva Canarias (NC) arrancó al anterior Gobierno de Rajoy, vigente para los dos archipiélagos desde el pasado mes de julio- y un mínimo del 65% sobre el coste medio del flete para el transporte de mercancías.

  • 1

    ¿Debe renunciar Pablo Iglesias a estar en el Gobierno que pretende pactar Pedro Sánchez?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados