Sebastián Franquis, JOsé Luis Ábalos y Ángel Víctor Torres, ayer en la sede del Ministerio de Transportes. / C7

Canarias y Transportes pactan la adenda de carreteras con 407 millones en dos años

El ministro Ábalos viajará a la islas para firmar el acuerdo con el que el Estado salda la deuda pendiente del anterior convenio

Loreto Gutiérrez
LORETO GUTIÉRREZ Madrid

El Gobierno de Canarias y el Ministerio de Transportes cerraron ayer un acuerdo para incorporar una adenda al convenio de carreteras que amplía dos años su vigencia y añade a la dotación los 407 millones que el Estado aún adeuda a la comunidad autónoma por los incumplimientos del anterior convenio.

Tras la reunión mantenida ayer, el presidente del Gobierno canario, Ángel Víctor Torres, anunció que el ministro Ábalos se trasladará a las islas en las próximas semanas para firmar el acuerdo que pone fin a una larga negociación. «El compromiso era firmar cuando hubiera Presupuestos para 2021», expuso el jefe del Ejecutivo autónomo, «ahora habrá una reunión técnica entre Transportes y Hacienda para ultimar los trámites administrativos, pero la adenda ya está lista para la firma», añadió.

El consejero canario de Obras Públicas, Sebastián Franquis, que también participó en la reunión con el ministro Ábalos, calificó de «magnífica noticia» el acuerdo cerrado ayer porque «despeja de forma clara las previsiones financieras» con el abono en dos anualidades de «la famosa deuda no certificada que nunca se llegó a transferir». El convenio de carreteras vigente suscrito en diciembre de 2018, con una duración inicial de siete años y una dotación de 1.200 millones, se amplía ahora con la adenda hasta 2027 y tendrá una financiación total de 1.607 millones de euros. Según expuso Franquis, la deuda estatal pendiente era inicialmente de 445 millones, pero en 2019 la comunidad autónoma ya ingresó 38 millones para obras del anterior convenio que se ejecutaron cuando este ya estaba vencido, razón por la que la adenda pactada ayer con Transportes incorpora únicamente 407 millones para distribuir entre las anualidades de 2026 y 2027.

«Ahora podremos centrarnos en seguir planificando las obras para que el convenio pueda estar ejecutado en su totalidad en 2027 y no haya que prolongarlo como ha pasado en años anteriores», expuso el consejero de Obras Públicas, «porque además, con la situación que estamos viviendo, este convenio adquiere mayor protagonismo no solo por las infraestructuras estratégicas sino también por la creación de empleo que supone», añadió Sebastián Franquis.